El Gobierno español multiplica las plazas de empleo público en año electoral

viernes 20 de marzo de 2015 15:08 CET
 

* Prioriza lucha contra fraude, justicia y fuerzas de seguridad

* Sindicatos dicen que el Gobierno juega con cifras

MADRID, 20 mar (Reuters) - El Gobierno español aprobó el viernes las nuevas plazas de empleo público para 2015, un total de 7.416 que tendrán como prioridad la lucha contra el fraude laboral y fiscal y el refuerzo de la administración de justicia y de las fuerzas de seguridad.

La cifra supone más que cuadruplicar las ofrecidas el año anterior, con un incremento también importante de las plazas de promoción interna, que crecerán casi un 80 por ciento, hasta 3.834 puestos.

Este incremento se debe fundamentalmente al cambio en el porcentaje en las reposiciones de las bajas en la Administración central, que pasará del 10 al 50 por ciento en los servicios esenciales -como sanidad, educación, fuerzas de seguridad y lucha contra el fraude-, un guiño a un colectivo que ha sufrido un fuerte ajuste desde que comenzó la legislatura.

Poco después de llegar al poder a finales de 2011, el Gobierno del Partido Popular aprobó drásticas medidas para reducir el déficit que incluyeron la congelación del empleo público, contribuyendo a que el número de trabajadores públicos en todo el país haya caído en alrededor de medio millón, hasta unos 2,52 millones.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dijo que la crisis económica había llevado a tener una administración pública sobredimensionada mientras el sector privado destruía empleo sin parar, y señaló que tras los ajustes realizados por el Ejecutivo, el tamaño de la plantilla pública actual era muy parecida a la de 2003 o 2004, lo que permitía dar el paso de reforzar sus efectivos.

"No se trata de que la plantilla del sector público continúe reduciéndose (...) el Estado tiene que tener la dotación necesaria para prestar servicios públicos de calidad y no podemos asistir pasivamente a su descapitalización humana", declaró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Los sindicatos, que denuncian habitualmente el colapso y saturación de muchos servicios públicos por no cubrirse las bajas por jubilación, consideraron sin embargo claramente insuficientes las plazas ofertadas.   Continuación...