España arranca 2015 con menos concursos de acreedores, pero con menos empresas

jueves 5 de febrero de 2015 12:47 CET
 

MADRID, 5 feb (Reuters) - Los concursos de acreedores en España mantuvieron en el arranque de 2015 el fuerte ajuste iniciado hace más de un año, registrando una caída interanual del 31 por ciento, según datos publicados el jueves por la agencia de rating Axesor, que subrayó sin embargo que la creación de empresas también se frenó en seco.

En el primer mes de 2015, se iniciaron 400 procesos formales de insolvencia por parte de sociedades mercantiles, lo que representa el mejor comienzo de año desde 2011, dijo Axesor.

El sector del ladrillo representó prácticamente uno de cada cuatro concursos declarados el mes pasado, aunque con 96 procesos registró un retroceso del 37,7 por ciento respecto a hace un año y supone la cifra más baja en este mes para este sector desde 2009.

"Pese a esta clara mejoría, las cifras concursales de la construcción son todavía casi cinco veces superiores a las que se daban en 2008", dijo Axesor.

La agencia añadió que el otro gran sector que explicaba la caída de los concursos era el de comercio y distribución mayorista y minorista, que con 78 procesos habían caído un 34,5 por ciento interanual.

Por regiones, los procesos de insolvencia se redujeron un 24,4 por ciento en Cataluña y un 18,3 por ciento en Madrid, las dos regiones que, como es habitual, encabezaron el ránking por número de concursos de acreedores en el país.

Después de cerrar cinco años consecutivos al alza, la creación de empresas interrumpió sin embargo la racha de subidas y retrocedió un 8,5 por ciento en enero, con solo 7.311 altas, la cifra más baja para enero desde 2010.

Con la excepción de la industria manufacturera, todos los sectores de relevancia experimentaron caídas, liderando una vez más el comercio la iniciativa emprendedora, con el 23 por ciento del total. La construcción fue el segundo sector en importancia, con un 15,4 por ciento del conjunto nacional. (Información de Blanca Rodríguez; Editado por Inmaculada Sanz)