El Ibex-35 cierra con una leve caída suavizada por las alzas de BBVA

miércoles 4 de febrero de 2015 18:07 CET
 

MADRID, 4 feb (Reuters) - El Ibex-35 bajó el miércoles un 0,19 por ciento lastrado por las dudas sobre Grecia y la nueva caída del precio del petróleo, aunque la subida de BBVA actuó como soporte para el selectivo gracias a unos sólidos resultados que dieron una nueva muestra de la recuperación de la economía en España.

Nueve de los 35 valores acabaron en positivo, con Jazztel repitiendo precio, en una lista liderada por el segundo banco español que subió un 2,8 por ciento tras anunciar por la mañana un aumento del beneficio del 25 por ciento en 2014 gracias a la recuperación económica en España, superando las previsiones de los analistas.

Un diario alemán publicó el miércoles que el BCE estaba dispuesto a proporcionar más liquidez de emergencia para respaldar a los bancos griegos.

Los buenos datos del sector servicios en España y del sector privado en la zona euro, que alcanzó su mayor ritmo en seis meses en enero, no fueron suficientes para que el selectivo español cerrara al alza.

Un precio del petróleo a la baja impulsó los títulos de IAG , que repuntaron un 2,28 por ciento, mientras que el resto de valores relacionados con esta materia prima volvieron a la senda negativa de los últimos meses.

Repsol perdió un 1,3 por ciento y Técnicas Reunidas perdió un 1,77 por ciento pese a un contrato de 700 millones de euros en Abu Dhabi.

El resto del sector financiero no acompañó a BBVA en la subida y algunos valores bajaron más del 1 por ciento. Popular , se dejó un 2,3 por ciento, CaixaBank cedió un 1,281 y Bankinter y Sabadell se dejaron un 0,478 y un 0,916 por ciento respectivamente.

Grandes títulos como Santander o Telefónica sufrieron los rigores de la sesión, aunque con caídas moderadas del 0,45 por ciento y del 0,3 por ciento respectivamente.

Ferrovial fue de los pocos valores que subieron, un 1,28 por ciento, tras anunciarse la víspera que Aena modificaba al alza el rango de precios de su salida a bolsa, lo que dejaba al operador de infraestructuras fuera de la compra como inversor institucional en una primera fase.

En el mercado de deuda, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se relajaba hasta el entorno de los 106 puntos básicos. (Información de Andrés González, editado por Rodrigo de Miguel)