Regulador chino critica a Alibaba por actividades ilegales en sus webs

miércoles 28 de enero de 2015 11:41 CET
 

Por John Ruwitch

SHANGAI, 28 ene (Reuters) - Un regulador de China ha acusado a Alibaba Group Holding Ltd. de no acabar con lo que considera negocios ilegales en las plataformas del titán de comercio electrónico, lo que supone una crítica poco habitual del Gobierno hacia una de las mayores empresas privadas del país.

La Administración Estatal de Industria y Comercio (SAIC) dijo en un informe publicado en su página web el miércoles que muchos productos que se venden en los sitios web y servicios de comercio electrónico de Alibaba infringían marcas, eran deficientes o falsos, estaban prohibidos o ponían peligro la seguridad pública.

Posteriormente el informe se retiró de la página principal del sitio web SAIC. (www.saic.gov.cn)

Alibaba no quiso hacer comentarios sobre el informe. SAIC dijo que el informe es un resumen de una reunión que tuvo lugar el 16 de julio 2014 entre los reguladores del gobierno y Alibaba, y que había retrasado la publicación del informe para no afectar a la oferta pública inicial de la empresa de comercio electrónico, que tuvo lugar en septiembre.

SAIC no dio más detalles. Alibaba, que captó una cifra récord de 25.000 millones en su salida a bolsa en Nueva York, publicará este jueves sus resultados trimestrales.

"Durante mucho tiempo el grupo Alibaba ha prestado insuficiente atención a las actividades comerciales ilegales en las plataformas de Alibaba", dijo el informe de SAIC. Alibaba "dejó que la herida se infectara hasta convertirse en un peligro", agregó.

El informe dijo que los responsables de Alibaba, por su parte, se comprometieron durante la reunión de julio a tomar las medidas necesarias para corregir los problemas. El SAIC tiene una amplia función de supervisión de las plataformas de comercio online en China.

Alibaba, que hasta hace unos años estaba en una lista estadounidense de "mercados con mala fama" por infringir la propiedad intelectual, ha luchado para enfrentarse a la falsificación de productos con el fin de evitar que su reputación se viera empañada durante la salida a bolsa, la mayor de la historia.

A principios de este mes, se mostró de acuerdo con la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo estadounidense para detener la venta de hasta 15 juguetes ilegales o peligrosos en los Estados Unidos. (Información de John Ruwitch, información adicional de Paul Carsten en Pekín; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid)