El plan de choque del BCE impulsa al Ibex a máximos de más de un mes

jueves 22 de enero de 2015 17:55 CET
 

MADRID, 22 ene (Reuters) - Mario Draghi no decepcionó a los mercados el jueves con el anuncio de un nuevo programa masivo para inyectar liquidez en la economía europea que impulsó al Ibex a su nivel más alto en más de un mes y situó el diferencial de la deuda pública española por debajo de los 100 puntos básicos.

El programa de QE -expansión cuantitativa por sus siglas en inglés, consistente en la compra de deuda pública con dinero nuevo para impulsar la economía e impedir la deflación- anunciado por el presidente del BCE superó incluso las expectativas de los economistas.

Incluyendo los planes ya existentes, el organismo comprará 60.000 millones de euros al mes -incluyendo deuda pública y privada-, desde marzo de 2015 y al menos hasta septiembre de 2016, lo que supone un importe total de 1,14 billones de euros, por encima de los 50.000 millones que esperaba gran parte del mercado.

De esta forma, la institución monetaria europea venció la oposición del banco central alemán y las preocupaciones en Berlín de que el programa pueda permitir que los países proclives a elevar el gasto frenen sus reformas económicas.

"El BCE ha cumplido e incluso superado las expectativas del mercado", dijeron analistas de Renta 4, destacando en este sentiendo que el prorama es abierto ("hasta que la inflación mejore de forma sostenida"), que el grado de consenso en el BCE ha sido significativo y que se mejoran las condiciones de financiación en los TLTROs u ofertas de liquidez a la banca.

"La parte menos positiva, el reparto del riesgo (80 por ciento los bancos centrales nacionales), mutualizándose sólo un 20 por ciento de las compras totales, aunque el BCE considera que esto no cuestiona la efectividad del QE y permite suavizar los temores de algunos países de la Eurozona", añadieron.

Pese a que gran parte de lo anunciado se esperaba, el ligero margen de sorpresa positiva depreció al euro, hasta un mínimo de 11 años en 1,1455 dólares, rebajó los rendimientos de la deuda del sur de Europa e impulsó la renta variable.

La rentabilidad del bono español a 10 años cayó a un nuevo mínimo histórico en torno al 1,417 por ciento y el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba por debajo los 100 puntos básicos, un nivel que ya tocó a principios de año y que anteriormente no se veía desde mayo de 2010.

El Ibex-35 encadenó su sexta sesión consecutiva al alza, la mejor racha desde principios de septiembre del año pasado, con un avance del 1,7 por ciento a 10.510,6 puntos en la jornada del jueves, alcanzando su nivel más alto desde el 8 de diciembre.   Continuación...