A falta de tres días, Bundesbank trata de poner límites a las medidas del BCE

lunes 19 de enero de 2015 16:55 CET
 

Por John O'Donnell

FRÁNCFORT, 19 ene (Reuters) - El Bundesbank está inmerso en una iniciativa de última hora para limitar la impresión de dinero por parte del BCE, esperando suavizar el borrador o retrasar las decisiones sobre aspectos claves más allá de esta semana, dijo una persona familiarizada con el debate.

Mientras la perspectiva de un anuncio del BCE el jueves ha dado alas a los mercados, el Banco Central alemán está preocupado ante la posibilidad de que un programa de compra de deuda pública le deje expuesto a cualquier pérdida.

No se ha tomado una decisión final sobre el plan y el Bundesbank sigue buscando garantías, como una probable medida que obligue a los bancos centrales nacionales en vez del BCE a soportar parte del riesgo de comprar la deuda de los estados miembros de la zona euro.

El tamaño del programa de compra de deuda, conocido como alivio cuantitativo, y un posible retraso en su lanzamiento también son parte del debate.

"En este momento la acción está en decidir qué y en qué dosis", dijo una fuente cercana al Bundesbank. "Podría ser que se haya tomado la decisión y falten los detalles".

Aunque la posición del Bundesbank en el seno del BCE es de mucho peso en el BCE porque Alemania es la principal economía del bloque, tiene pocos aliados en el consejo de gobierno, compuesto por 25 integrantes.

El consejo ejecutivo del BCE, un equipo de seis personas que está en el centro de la toma de decisiones, se reunirá el martes para prepara recomendaciones al grupo más amplio incluyendo a los banqueros centrales desde Atenas a Roma, que se reúnen desde el miércoles.

Al posponer el anuncio de elementos del plan, el presidente del BCE Mario Draghi podría evitar un enfrentamiento -al menos por ahora- con el responsable del Bundesbank Jens Weidmann y sus partidarios, pero bajo el riesgo de una peligrosa reacción negativa del mercado.

Los inversores ya están nerviosos después de que el banco central suizo decidiera la semana pasada eliminar un tipo de cambio máximo sobre el franco.

El BCE declinó hacer comentarios. (Información adicional de Andreas Rinke en Berlín. Traducido por Emma Pinedo)