Cataluña juega la baza electoral para mantener vivo proceso independentista

domingo 18 de enero de 2015 10:31 CET
 

* Mas quiere que la independencia siga en la agenda política

* Crecimiento de Podemos y divisiones internas, posibles escollos

Por Sarah White y Julien Toyer

MADRID, 18 ene (Reuters) - Los líderes catalanes esperan que unas elecciones regionales en septiembre mantengan vivo el proceso de independencia y obliguen al gobierno central a dar su brazo a torcer, pero se trata de una maniobra de doble filo.

El largo pulso por la independencia, cuyo apoyo se ha fortalecido durante la crisis económica de los últimos años, es un quebradero de cabeza para el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que mantiene una postura inflexible respecto a las aspiraciones independentistas de los líderes catalanes.

Cataluña desafió al gobierno central y celebró una consulta simbólica sobre la independencia en noviembre de 2014. El resultado, en cualquier caso, fue dispar: en torno al 80 por ciento de los 2,2 millones de personas que acudieron a las urnas apoyó la secesión, pero la participación apenas superó el 40 por ciento.

Con unas elecciones generales programadas para finales de año, las votaciones para el parlamento catalán, convocadas esta semana por Artur Mas para el 27 de septiembre, convertirán seguramente la cuestión independendista en un tema central de la campaña electoral.

"Adelantar las elecciones regionales incrementará la presión sobre el gobierno para que ofrezca más concesiones a los catalanes", dijo Antonio Roldán, un analista del grupo Eurasia.

El equipo de Rajoy afirma que no parece que vaya a ofrecer mucho a Cataluña, que depende en gran medida de Madrid en materia de financiación, de cara a los comicios regionales de septiembre o en las elecciones generales, ya que eso reduciría sus apoyos entre los propios votantes del Partido Popular.   Continuación...