El mal tiempo dificulta la búsqueda de las cajas negras del AirAsia

domingo 4 de enero de 2015 13:17 CET
 

Por Fergus Jensen y Fransiska Nangoy

PANGKALAN BUN/SURABAYA, Indonesia, 4 ene (Reuters) - Buzos intentaban llegar el domingo a los restos hundidos de un avión de pasajeros de AirAsia que se estrelló, pero debieron regresar a su barco debido al mal tiempo, después de que funcionarios indonesios dijeran que habían detectado un quinto objeto grande bajo el agua que se cree es parte de la aeronave.

La agencia meteorológica de Indonesia ha dicho que tormentas tropicales estacionales posiblemente contribuyeron al accidente y el clima ha interferido persistentemente con los esfuerzos para recuperar los cuerpos y hallar las cajas negras del vuelo que podrían explicar por qué el Airbus A320-200 cayó al mar hace una semana.

"El tiempo es malo. Hay una tormenta. Hay mucho viento", dijo un fotógrafo de Reuters a bordo de un barco de búsqueda y rescate en la zona de búsqueda frente a la isla de Borneo.

"Anteriormente, cuatro buzos fueron transferidos al (buque de la Armada Indonesia) KRI Banda Aceh, pero cancelaron la inmersión debido a que las corrientes del mar eran demasiado fuertes", agregó.

El vuelo QZ8501 se estrelló en el Mar de Java el domingo pasado, unos 40 minutos después de despegar desde Surabaya, la segunda ciudad más grande de Indonesia, rumbo a Singapur. No hubo supervivientes.

Funcionarios indonesios esperaban un avance en la operación cuando anunciaron el sábado que barcos que utilizan sonares habían localizado cuatro grandes restos en el lecho marino.

El jefe de la agencia de búsqueda y rescate de Indonesia, Fransiskus Bambang Soelistyo, dijo el domingo en una conferencia de prensa en Yakarta que un quinto objeto de casi 10 metros de largo había sido encontrado.

Pero aunque nueve barcos de cuatro países han acudido a la zona, con equipos de buzos que incluyen a siete expertos rusos que están a la espera, los vientos y las altas olas han significado que se avance de forma extremadamente lenta.   Continuación...