El spread español cae a mínimo de más de 4 años a la espera del BCE

viernes 2 de enero de 2015 11:29 CET
 

Por John Geddie

LONDRES, 2 ene (Reuters) - La prima de riesgo española tocaba sus niveles más bajos en más de cuatro años y la rentabilidad del bono español de referencia llegaba a nuevos mínimos históricos, en consonancia con el descenso de rentabilidad en otros bonos públicos europeos después de que el presidente del BCE reiterara que la institución estaba dispuesta a actuar para mantener la estabilidad de los precios.

Los comentarios de Mario Draghi reavivaron la esperanza de que el banco tenga que comprar bonos de deuda soberana para evitar que los precios al consumo sigan cayendo. Los comentarios se difundieron a última hora del jueves y se publicaron el viernes en el diario financiero alemán Handelsblatt.

Los economistas consultados por Reuters esperan que los precios de la eurozona -que se publicarán el 7 de enero- caigan en diciembre un 0,1 por ciento. El BCE celebrará su primera reunión de 2015 el 22 de enero.

El euro también caía a su nivel más bajo en cuatro años y medio frente al dólar.

Los inversores en renta fija compraban bonos de la periferia del sur del euro, títulos cuyos precios previsiblemente subirían -con una caída simultánea de las rentabilidades- de materializarse un programa de compra de expansión cuantitativa del BCE.

La rentabilidad del bono español a 10 años caía a un nuevo mínimo histórico en el 1,53 por ciento, mientras el diferencial de la deuda española de referencia frente a su equivalente alemán caía a 98 puntos básicos, el nivel más bajo desde mayo de 2010.

La rentabilidad de la deuda italiana caía 7 puntos básicos al 1,81 por ciento, mientras la de Portugal se dejaba 10 puntos básicos al 2,60 por ciento.

También descendía la rentabilidad de la deuda griega -que ha sufrido en jornadas anteriores ante la perspectiva de unas elecciones este mes que suban al poder al grupo antiausteridad Syriza- con un retroceso de 5 puntos básicos en la rentabilidad a 10 años, hasta el 9,59 por ciento. (traducido por Tomás Cobos)