El fiscal propope un castigo ejemplar en el escándalo de Petrobras

miércoles 10 de diciembre de 2014 08:59 CET
 

BRASILIA, 10 dic (Reuters) - El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, pidió el martes que sean castigadas todas las personas involucradas en un esquema para canalizar sobornos de contratos con la petrolera estatal Petrobras a los políticos.

Los comentarios más fuertes hasta ahora por parte de Janot sobre el escándalo de corrupción de Brasil se conocen en momentos en que los fiscales federales se preparan para procesar a 11 ejecutivos de seis de las mayores firmas de construcción e ingeniería de Brasil, por el pago miles de millones de dólares en sobornos.

"La sociedad brasileña espera la investigación más completa y profunda de los actos ilegales y el castigo de todos los involucrados", dijo en un encuentro internacional sobre la lucha contra la corrupción.

"El país ya no tolera la corrupción desvergonzada de algunos malos funcionarios públicos y malos empresarios", dijo Janot. "La respuesta a aquellos que asaltaron a Petrobras será firme".

Sostuvo que Petrobras, la mayor empresa de Brasil, debe ser controlada cuidadosamente y eventualmente se reemplazaría su equipo de administración.

Más tarde el martes, el ministro de Justicia José Eduardo Cardozo dijo que el Gobierno confía en los directores de Petrobras y que la compañía colabora con las investigaciones por una serie de denuncias por corrupción, después de que el procurador general pidiera la sustitución de la junta directiva de la empresa.

"El Gobierno tiene una posición muy clara al respecto. En primer lugar, nosotros reafirmamos que no existen indicios o sospechas que recaigan sobre la actual presidenta (Maria das) Graças Foster, y los actuales directores", dijo Cardozo a periodistas.

"También es importante remarcar que tanto Graça Foster como los directores están colaborando intensamente con las investigaciones, que no son pocas", agregó.

A última hora del martes, Petrobras informó que recibió una citación por la acción colectiva presentada en una corte de Nueva York. La demanda sostiene que los inversores se vieron perjudicados porque la compañía sobrevaloró sus bienes como resultado de un esquema por medio del cual la empresa y sus contratistas inflaron los valores de los contratos.

El escándalo de Petrobras domina la actualidad política de Brasil y el camino de Rousseff hacia el inicio de su segundo mandato, que comienza en enero.

Rousseff encabezó el directorio de Petrobras entre 2003 y 2010, cuando se produjeron buena parte de los supuestos sobornos, pero ha negado haber estado al tanto o participado de la trama de corrupción. (Información de Anthony Boadle; Editado en español por Gabriel Burín y Javier Leira)