Grecia necesita extensión del rescate por retraso del nuevo crédito -UE

miércoles 3 de diciembre de 2014 13:53 CET
 

Por Robin Emmott y Renee Maltezou

BRUSELAS/ATENAS, 3 dic (Reuters) - Grecia tendrá que pedir una extensión del programa de rescate antes de que los parlamentos en la eurozona cierran por Navidad debido a que la nueva línea de crédito no estará disponible a tiempo, dijo alto funcionario de la eurozona el miércoles.

Tras dos rescates por un total de 240.000 millones de euros desde 2010, Grecia quiere volver a financiarse en los mercados desde el inicio del año siguiente, pero un desacuerdo sobre la financiación que necesita Grecia el año que viene impide que la zona euro firme una línea de crédito de respaldo.

"Estoy dispuesto a trabajar el 24 de diciembre, pero los parlamentos no estarán disponibles", dijo el funcionario a los periodistas bajo la condición de anonimato, estableciendo el 15 de diciembre como la fecha límite para prolongar el programa existente de Grecia hasta enero para que los prestamistas puedan hacer un pago final de 1.800 millones de euros.

Todos los parlamentos de la zona euro deben aprobar esa extensión.

Grecia y sus prestamistas quieran llegar a un acuerdo sobre una línea de crédito - que Atenas sólo usaría en una emergencia - antes del próximo lunes cuando el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, o troika, informen de nuevo a los ministros de Finanzas de la zona euro en Bruselas.

El funcionario dijo que lo ideal sería que Grecia solicitase formalmente la línea de crédito y la extensión técnica, aunque veía improbable que esto sucediese el lunes.

El primer ministro griego, Antonis Samaras, ha puesto la supervivencia política de su Gobierno en juego al pedir la salida del rescate a final de año, pero un acuerdo el lunes está ahora fuera de alcance.

El principal punto de fricción es una potencial brecha en el presupuesto del próximo año.

La troika ha pedido más información acerca de la reforma de pensiones, dijo un funcionario griego. Atenas ha ofrecido aumentar el impuesto al valor añadido sobre los hoteles y realizar la reforma de pensiones para satisfacer las preocupaciones de los prestamistas sobre un posible déficit el próximo año.

Los prestamistas dicen que Atenas enfrenta un déficit de más de 2.000 millones de euros, al menos que solucione los atrasos del plan estatal de recuperación de la inversión o tome otras medidas. (Infornación adicional de Angeliki Koutantou, escrito por Deepa Babington y Robin Emmott.)