Koplowitz negocia a contrarreloj con Slim sobre FCC

martes 25 de noviembre de 2014 18:46 CET
 

MADRID, 25 nov (Reuters) - Se agota el tiempo. La principal accionista de FCC, Esther Koplowitz tiene que cerrar en las próximas horas un acuerdo que desatasque vitales procesos de refinanciación de deudas multimillonarias tanto personales como de la constructora.

La falta de un acuerdo puede tener una serie de consecuencias en cascada en una de las grandes compañías del país que cuenta con un patrimonio neto negativo de casi 500 millones de euros.

Por una parte, Koplowitz necesita refinanciar alrededor de 1.000 millones de euros de deuda asociada a su participación del 50,1 por ciento en la constructora, que no devenga otrora jugosos dividendos al arrastrar pérdidas desde 2012. A su vez, la constructora necesita levantar nuevos fondos y refinanciar una deuda financiera de 6.431 millones de euros, con intereses en algunos tramos de más del 13 por ciento.

Todo parecía solucionado la semana pasada cuando la empresa aprobó la ampliación de capital en la que Koplowitz tendría que vender sus derechos de suscripción y diluir su participación.

La empresaria anunció negociaciones exclusivas ultimadas con un fondo del magnate estadounidense George Soros mientras FCC explicaba el futuro de la sociedad tras la ampliación y unos acuerdos de refinanciación condicionados a la misma que incluían una sustancial rebaja en los costes por intereses y una quita de 135 millones de euros.

Pero la ruptura de las negociaciones con Soros para suscribir la ampliación de capital convirtió los acuerdos en papel mojado y ahora la empresaria, cuyo crédito personal ya está vencido y podría desembocar en la ejecución de sus acciones, necesita alcanzar un acuerdo con el mexicano Carlos Slim, con el que negocia en exclusiva desde el pasado lunes.

"Los bancos han concedido un poco más de tiempo, pero se tiene que cerrar un acuerdo en cuestión de horas", dijo el martes por la tarde una fuente conocedora de las negociaciones.

Otra fuente añadió que las negociaciones entre los equipos de Slim y Koplowitz continuaban vivas.

Portavoces de Koplowitz y de Slim consultados por Reuters no quisieron hacer comentarios así como tampoco BBVA y Bankia, titulares de la deuda de la empresaria que a mediados de septiembre fue declarada vencida.

Conforme pasan los días se complica además la ejecución de la ampliación que pasa por levantar del mercado 1.000 millones de euros. Algunos analistas consideran que el retraso en la operación juega en contra de la cotización, que había recibido con fuertes alzas la supuesta entrada de Soros y presionará para un mayor descuento en la emisión de las nuevas acciones.

"El potencial comprador de los derechos en manos de Koplowitz tratará obviamente de forzar un descuento lo mayor posible, especialmente teniendo en cuenta que el reloj juega a su favor", dijo un analista que no quiso ser citado. (Información de Carlos Ruano; Información adicional de Tomás Sarmiento en México; Editado por Andrés González)