16 de octubre de 2014 / 11:59 / hace 3 años

Goirigolzarri pide "principios" en pleno escándalo tarjetas de Caja Madrid

MADRID, 16 oct (Reuters) - El presidente de Bankia hizo el jueves un defensa enérgica de una actuación con "principios" al frente de la banca en un momento en el que el escándalo por un supuesto uso irregular de tarjetas de créditos por directivos de Caja Madrid ha reavivado la indignación de la opinión pública.

Ante un grupo de empresarios castellano-leonés en Burgos, José Ignacio Goirigolzarri afirmó que "los proyectos empresariales no pueden justificar una actuación sin principios".

El presidente de Bankia hizo estas declaraciones el mismo día en que el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, y el ex director general de la misma entidad, Ildefonso Sánchez Barcoj, declaran en la Audiencia Nacional en calidad de imputados para explicar el uso que hicieron de unas tarjetas concedidas al margen de los estatutos y sin pago de impuestos.

La fiscalía ha abierto diligencias relativa a la existencia de las tarjetas, proporcionadas por Caja Madrid inicialmente y después por Bankia a algunos de sus consejeros y directivos.

Según la información facilitada por el departamento de auditoría interna de Bankia, recogido en el escrito de la fiscalía del 25 de septiembre, las tarjetas "habrían sido utilizadas en algunos casos para fines no vinculados con la actividad de la entidad".

Hasta 86 consejeros y directivos de Caja Madrid y luego de Bankia, un grupo surgido de la fusión de Caja Madrid con otras cajas de ahorros, se habrían gastado con estas tarjetas más de 15 millones de euros entre 2003 y 2012.

Goirigolzarri quiso el jueves desmarcarse de la actuación del equipo que gestionaba Bankia, con Rato al frente, hasta mayo de 2012, cuando la entidad fue rescatada por el Estado español y el ex consejero delegado de BBVA asumió la presidencia.

En un encuentro organizado por el Consejo Superior de Cámaras de Comercio de Castilla y León, Goirigolzarri dijo que cualquier proyecto empresarial que quiera ser sostenible requiere "reconocimiento social, que pasa por una forma de comportarse, un estilo de hacer".

"La frase de que ningún objetivo ni ningún resultado puede justificar la transgresión de nuestros principios forma hoy parte del ADN de Bankia", manifestó Goirigolzarri, quien consideró que uno de los grandes retos que tiene por delante el sistema financiero español es recuperar su imagen.

"La banca necesita volver a ganarse la confianza de los clientes, de los ciudadanos", afirmó.

Entre 2012 y 2013, el Gobierno recibió algo más de 41.300 millones de euros de sus socios europeos para sanear a la banca española, de los que 17.959 millones de euros fueron inyectados en Bankia. En total, Bankia ha recibido dinero público por 22.424 millones de euros tras la conversión de un préstamo previo en capital por 4.465 millones de euros.

PRÁCTICAS NO ORTODOXAS

En la actualidad tanto el organismo estatal FROB como varias entidades financieras, sobre todo aquellas que recibieron ayuda estatal, tienen abiertos protocolos de actuación llamados 'análisis forénsic' para poner en conocimiento de la justicia prácticas irregulares detectadas en la gestión y actuación del sector financiero y sus directivos.

El propio Goirigolzarri ha reconocido recientemente que había colaborado y trasladó a los organismos jurídicos correspondientes ciertas prácticas que no respondían "a la ortodoxia bancaria".

De hecho, Goirigolzarri destacó el jueves que tras su llegada a la presidencia en mayo de 2012 todos los integrantes del consejo son reconocidos profesionales con una amplia experiencia en el mundo empresarial y "sin ninguna vinculación política".

El Partido Popular abrió el miércoles expediente a Rato -ex vicepresidente del Gobierno, exministro de Economía y ex director gerente del FMI- y a otros militantes de la formación conservadora por el caso de las tarjetas.

El expediente podría acabar en última instancia con la expulsión del partido de dichos afiliados.

Los gastos que realizó Rato ascenderían a algo más de 103.000 euros, según los extractos de gastos de las tarjetas que obran en poder de la Fiscalía y a los que tuvo acceso Reuters.

El uso de las tarjetas podría ser constitutivo de un delito de apropiación indebida, según el abogado de UPyD Andrés Herzog, cuya formación está personada en el caso Bankia, en el que se investigan tres piezas: la salida a bolsa, la comercialización de preferentes y las tarjetas. (Información de Jesús Aguado; editado por Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below