España no avalará déficit eléctrico de 2013 pese a demandas de eléctricas

jueves 16 de octubre de 2014 12:00 CEST
 

MADRID, 16 oct (Reuters) - El Gobierno no ha cedido a las pretensiones de las compañías eléctricas y finalmente no avalará las emisiones de los 3.600 millones de euros del déficit de tarifa generado en 2013, que deberá ser titulizado por las propias empresas, según un informe emitido por la CNMC sobre el proyecto de Real Decreto.

El aval a la titulización de este déficit ha sido fuente de numerosos conflictos entre las eléctricas y el Gobierno. De hecho, en diciembre de 2013 el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se reunió con altos representantes del sector y creó un grupo de trabajo para estudiar fórmulas para titulizar el déficit.

El ministerio de Industria había anunciado previamente el aval público a estas emisiones. "Lógicamente, tendría el aval del Estado", indicó el ministro en diciembre, cuando se anunció que se generaría este déficit imprevisto.

El nuevo proyecto de Real Decreto, que no es público, supondrá además según la CNMC un aumento en los costes del sistema y puede provocar un efecto negativo al trasladar las compañías un coste adicional al consumidor, al estimarse un tipo de interés mayor al que prevé que consigan las compañías en el mercado.

"La CNMC considera adecuado el procedimiento de cesión del déficit propuesto, que es similar al que se estableció para el Déficit 2005 (...) pero advierte que se podría sobreestimar el coste de financiación de las empresas eléctricas y se trasladaría un coste adicional al consumidor", dijo el regulador en un comunicado.

COSTE MENOR PARA EMISIONES PRIVADAS

Este nuevo procedimiento permitirá a las empresas fijar libremente el momento, el porcentaje y las condiciones económicas de la cesión del derecho de cobro, que los consumidores eléctricos pagarán en los próximos 15 años a través de la factura de la luz.

Hasta la fecha, la gran mayoría de las emisiones del déficit se han realizado mediante el FADE, un fondo creado específicamente para las titulizaciones que eran avaladas por el Estado, lo que reducía el tipo de interés pagado por las emisiones y liberaba de esa operativa a los departamentos de tesorería de las compañías durante los momentos álgidos de la crisis financiera de la eurozona pero presionaba sobre la deuda pública.   Continuación...