Cinco grupos compiten por gestionar los activos de la Sareb

viernes 26 de septiembre de 2014 13:46 CEST
 

Por Jesús Aguado y Sarah White

MADRID, 26 sep (Reuters) - El banco malo español se encuentra en conversaciones avanzadas con cinco grupos favoritos para adjudicarles la gestión de sus activos, en un proceso que espera tener cerrado en otoño, dijeron dos fuentes conocedoras de la situación.

Entre los cinco grupos mejor situados para hacerse con alguna de las cuatro carteras integradas en el 'proyecto Ibero' -- que agrupa activos financieros e inmobiliarios por unos 50.000 millones de euros -- están Solvia, perteneciente a Banco Sabadell, y Altamira, la plataforma que Santander vendió a Apollo.

En este grupo de favoritos también están Centerbridge que opera a través de Aktua, compradora de la gestora Inmare a BMN; la plataforma Servihabitat, de la que Caixabank vendió un 51 por ciento al fondo de capital riesgo TPG; y Haya, participada por Cerberus, que compró la gestora inmobiliaria de Bankia.

"En realidad hay siete grupos interesados en inicialmente cuatro carteras de activos pero hay un grupo más reducido que está mejor situado", dijo una de las fuentes conocedoras de las negociaciones.

Sareb (el banco malo español) no quiso hacer comentarios, al igual que la mayoría de las firmas implicadas. No fue posible obtener comentarios de Apollo y Centerbridge

Los otros dos candidatos que habrían llegado a la fase final eran el grupo de Blackstone, que se hizo con la plataforma de Catalunya Banc (CX) y la plataforma de NCG Banco (ahora denominado ABANCA).

Entre 2012 y 2013, la Sareb recibió casi 200.000 activos problemáticos de las nueve entidades que recibieron ayudas públicas, de los que el 80 por ciento son activos financieros (créditos) y el 20 por ciento son activos inmobiliarios.

La venta de la gestión del ladrillo ha permitido a las entidades centrarse en su negocio bancario al tiempo que le ha permitido liberarse en parte de la pesada digestión del ladrillo, que a la postre fue la responsable de que España utilizara unos 41.300 millones de euros de una línea de crédito europea.   Continuación...