Bolsas europeas caen por automoción y ocio; enfrentamientos Ucrania pesan

lunes 21 de julio de 2014 14:14 CEST
 

LONDRES, 21 jul (Reuters) - Las bolsas europeas caían a media sesión del lunes arrastradas por el sector de la automoción tras los malos datos de ventas de la francesa Peugeot que centraron la atención en las preocupaciones existentes sobre la demanda en los mercados emergentes.

Las noticias de que tanques ucranianos estaban iniciando un asalto contra Donetsk, en poder de los rebeldes - en la primera gran erupción de violencia desde que un avión malasio fue derribado la semana pasada -, terminó de desanimar a los inversores.

El conflicto de Ucrania, que se prolonga ya cinco meses, se ha sumado a las preocupaciones de los exportadores europeos que ya tienen problemas con las fluctuaciones cambiarias desfavorables.

Las aciones de Peugeot caían un 2,8 por ciento tras decir que las entregas cayeron un 25,8 por ciento en Rusia, un 26,8 por ciento en América Latina y un 37,2 por ciento en África y Oriente Próximo.

Las acciones de Fiat y Renault caían más de un uno por ciento cada una pese a unas cifras de ventas alentadoras en los mercados periféricos europeos. El STOXX 600 de automóviles y piezas para vehículos retrocedía un 0,8 por ciento y los inversores se posicionaban para unas cifras trimestrales débiles en sus negocios en mercados emergentes.

"Hay tantos puntos débiles en los mercados globales (de automoción) y el deterioro en Rusia ha contribuido al sentimiento negativo", dijo Jürgen Pieper, analista de automoción de Metzler Equities.

"(La debilidad) es en la demanda y las divisas... El efecto no es tan pequeño, (el sector del automóvil) necesita un trimestre bastante convincente para cambiar la tendencia".

Mientras Israel no da señales de reducir su ofensiva en Gaza, el potencial impacto en el turismo de una inestabilidad prolongada en partes del este de Europa y Oriente Próximo afectó al sector del ocio y los viajes cuyo índice de referencia también caía un 0,8 por ciento.

En Occidente se multiplicaron los llamamientos para imponer nuevas sanciones contra Moscú tras el derribo la semana pasada de un avión comercial de Malaysia Airlines en el este de Ucrania, que atribuyen a separatistas prorrusos.

"La proximidad de la crisis de Ucrania hace que los inversores europeos sean un poco más cuidadosos con los asuntos allí, mientras Wall Street es más distante y parece ser capaz de subir independientemente", dijo Jeremy Batstone-Carr, analista de Charles Stanley. (Información de Francesco Canepa; editado en español por Emma Pinedo)