20 de junio de 2014 / 13:58 / hace 3 años

ACTUALIZA 1-España aprueba una reforma fiscal que busca dinamizar el consumo

(Añade detalles)

Por Carlos Ruano

MADRID, 20 jun (Reuters) - El Gobierno español aprobó el viernes las líneas maestras de una reforma fiscal con bajadas de impuestos de renta y sociedades con la que pretende impulsar el todavía débil crecimiento económico, estimando que las modificaciones supondrán unos ahorros para los contribuyentes de unos 5.000 millones de euros en dos años.

“Ha llegado el momento de bajar impuestos (...) dinamizar el crecimiento y crear empleo”, dijo el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros en la que estimó el impacto de la reforma en 0,55 puntos del PIB en 2015 y 2016.

La reforma, que se someterá a consulta pública, a los agentes sociales y los gobiernos regionales, previsiblemente no se aprobará hasta noviembre y no entrará en vigor hasta el año 2015, un ejercicio de citas electorales tanto autonómicas como nacionales.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que destacó que el foco está particularmente puesto en “favorecer la inversión y la competitividad”, explicó que la reforma se realiza después de recuperar “niveles sostenibles de recaudación”.

La propuesta, que se canalizará como anteproyecto de Ley cuyos detalles no se conocerán hasta el lunes, se realiza después de que el Gobierno de Mariano Rajoy incumpliese su anterior promesa electoral al elevar los impuestos en el momento más duro de la crisis en dos ocasiones desde su llegada al poder en 2011.

“La reforma devolverá el esfuerzo hecho a los ciudadanos”, destacó Sáenz de Santamaría tras desvelar las líneas maestras que incluyen una rebaja media de 12,5 puntos en las cuotas del IRPF y una reducción del impuesto de sociedades del 30 al 28 por ciento en 2015 y al 25 por ciento en 2016 para grandes empresas, además de otros instrumentos para que las pequeñas y medianas empresas puedan llegar “incluso a un tipo del 20 por ciento”.

La reforma incluye también una reducción de los tramos de IRPF, que pasarán de siete a cinco, y ayudas a las familias, en este último caso con adelanto ya que el Gobierno se compromete a dar anticipadamente al menos 1.200 euros anuales a familias numerosas o con miembros dependientes con discapacidad, entre otros.

Los sindicatos ya han acusado al Gobierno de actuar con intereses “electoralistas” quejándose expresamente de que no se hayan gravado más las rentas de capital mientras que las de trabajo asumen las mayores cargas.

Por el contrario, la propuesta mereció el aplauso de las organizaciones de trabajadores autónomos que verán reducidas sus retenciones, con un gravamen aún más bajo para los que tengan una menor renta, además de limitar el llamado sistema de módulos para aquellos que traten directamente con el consumidor final, como comercio, hostelería y taxis.

La Federación Nacional de Autónomos, ATA, además de reducir la reducción de sus retenciones, consideró fundamental que esta reforma “no contemple una subida del IVA”.

EL IVA SE SALVA PESE A LA PRESIONES

Pese a las recomendaciones de numerosos organismos, Montoro reiteró que no se modificarán los impuestos indirectos salvo en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de algunos productos sanitarios por el mandato de Bruselas.

Precisamente, la oficina europea de estadística Eurostat acaba de advertir en su informe anual de los elevados impuestos al trabajo y baja imposición al consumo que pesan sobre determinados países miembros al tiempo que ha sugerido poner más énfasis sobre los impuestos del consumo para estimular más el crecimiento económico.

Según datos de Eurostat, España es uno de los países con las tasas implícitas al consumo más bajas de la zona y el propio Banco de España ha recomendado al Gobierno mayores imposiciones indirectas para no poner en riesgo la consolidación fiscal.

España, que tiene que reducir su déficit público en casi cuarenta mil millones de euros en el horizonte de 2016, salió de un período de cinco años de estancamiento económico en el tercer trimestre del año pasado y en el primer trimestre del año, el PIB creció un 0,4 por ciento intertrimestral y en el segundo trimestre Economía espera una aceleración mientras que la proyección de crecimiento anual es del 1,2 por ciento.

“Esta es una reforma cuyas cifras encajan con el programa de estabilidad del Reino de España”, dijo Montoro preguntado sobre si la rebaja fiscal no pondría en riesgo la reducción del déficit comprometida con Bruselas.

“Los escenarios macroeconómicos están mejorando, la recaudación está mejorando (...) entendemos que tenemos margen para promover esta rebaja de impuestos consistente con la rebaja del déficit público”, agregó.

El titular de Hacienda quiso destacar que la recaudación fiscal ha aumentado más de un cinco por ciento entre enero y mayo, en parte por la eficacia de la lucha contra el fraude. (Editado por Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below