España aprueba finalmente nueva regulación de renovables

viernes 6 de junio de 2014 14:04 CEST
 

MADRID, 29 may (Reuters) - Casi un año después de lanzar la reforma energética para taponar el colosal déficit de la tarifa eléctrica, el Gobierno español aprobó el viernes el nuevo decreto que regulará la producción de energías renovables y que ya ha provocado acciones legales por parte de inversores extranjeros.

El real decreto, aprobado el viernes por el Consejo de Ministros tras pasar los filtros del regulador y del Consejo de Estado, consagrará -junto con una orden ministerial que fijará los parámetros de las instalaciones- la nueva retribución de las energías verdes a partir del concepto de "rentabilidad razonable".

"Entre 1998 y 2013, las primas a las instalaciones de energía renovables, cogeneración y residuos supusieron más de 56.000 millones de euros que todos los consumidores hemos pagado", dijo el ministro de Industria, José Manuel Soria, en la rueda de prensa posterior al consejo, para justificar una norma que recortará la retribución de estas instalaciones.

Con la nueva normativa, las instalaciones se verán remuneradas en función de la vida útil del proyecto y el pago estará referenciado al interés de la deuda española a 10 años más un diferencial, fijando un máximo del 6,5 por ciento para las instalaciones renovables y del 7,5 por ciento para las de biomasa.

El decreto supone un fuerte recorte respecto a la retribución anterior, cuya generosidad motivó un crecimiento descontrolado de las renovables en la última década y del déficit de tarifa hasta los 30.000 millones de euros, y deja a las instalaciones más antiguas, como es el caso de algunos parques eólicos, sin remuneración alguna.

De acuerdo con la documentación que ha acompañado al decreto, el Ministerio de Industria estima que en 2014 las primas a las renovables alcancen los 7.630 millones de euros, lo que supone un recorte 1.370 millones, o un 15 por ciento, respecto a los 9.000 millones previstos para 2013. (Información de Jose Elías Rodríguez,; editado por Tomás Cobos)