El intento de la UE de crear su propio Silicon Valley encuentra escépticos

martes 27 de mayo de 2014 18:48 CEST
 

Por Julia Fioretti

BRUSELAS, 27 may (Reuters) - Europa necesita solucionar la fragmentación de su mercado de telecomunicaciones y sus desequilibrios regulatorios si quiere incentivar una nueva generación de 'start-ups' tecnológicas y crear su propia versión de la estadounidense Silicon Valley.

La Unión Europea ha reservado 80.000 millones de euros para financiar la investigación avanzada y la innovación durante los próximos seis años, enfatizando su ambición en estos campos.

Y la semana pasada lanzó la Asociación de Start-ups Europeas (SEP por sus siglas en inglés), una plataforma diseñada para unir pequeñas empresas en crecimiento con la financiación de compañías más grandes, incluidas gigantes de las telecomunicaciones como Orange y Telefónica.

Para Neelie Kroes, la comisaria europea de telecomunicaciones y asuntos digitales, es un paso esencial para aumentar la competición y asegurarse que Europa no se queda atrás en la carrera global de la tecnología.

"Si Europa quiere desafiar a Silicon Valley como lugar en el que generar negocios digitales, nuestras 'start-ups' necesitan aprender cómo escalar", dijo Kroes en el lanzamiento de la página web de SEP.

Pero Europa se enfrenta a retos enormes para emular el éxito de Silicon Valley, una región en el sur de San Francisco creada en los sesenta que ha producido algunas de las empresas más icónicas de las últimas cuatro décadas, como Apple, Cisco y Google.

Entre estos retos está la fragmentación del sector de las telecomunicaciones en la UE, con proveedores compitiendo en casi cada país, y a la infraestructura tecnológica le queda mucho para estar integrada.

Pero hay más, el horizonte regulador varía de estado en estado y el lanzamiento de nueva tecnología como el 4G ha sido lento, indicaron varios emprendedores tecnológicos que acudieron al lanzamiento de SEP.   Continuación...