ACTUALIZA 1-Sacyr tantea el mercado para una emisión de bonos y acciones nuevas

miércoles 23 de abril de 2014 19:09 CEST
 

(Añade detalles, antecedentes)

MADRID, 23 abr (Reuters) - El grupo constructor Sacyr ha vuelto a los mercados de capitales al anunciar el miércoles que en las próximas horas va a colocar bonos convertibles por hasta 300 millones de euros y acciones nuevas por hasta un 7,79 por ciento de su capital con un valor efectivo a los precios actuales de unos 171 millones de euros.

Sacyr, que dijo que utilizaría los fondos para usos corporativos generales, aumentar la liquidez y financiar inversiones en expansión internacional y en concesiones, explicó que el bono se colocará entre inversores institucionales y tendrá un período de amortización máximo de cinco años, con un nominal unitario de 100.000 euros.

Los bonos devengarán un interés fijo anual que oscilará, en función de la demanda, entre el 3,25 y el 4 por ciento y serán convertibles a partir de los 41 días posteriores a la fecha de desembolso. A efectos de canje, también en función de la demanda, se fijará un precio con una prima de entre el 25 y el 30 por ciento sobre el precio de las acciones, que el miércoles cerraron a 4,719 euros.

La colocación de los bonos correrá a cargo de Santander y Societé Generale mientras que la ampliación será dirigida por JB Capital Markets y Fidentiis Equities.

La ampliación de capital acelerada afectará a un máximo de 36,297 millones de acciones, equivalentes a un 7,79 por ciento del capital. A los precios actuales, la ampliación, tiene un valor de mercado de unos 171 millones de euros, aunque estas operaciones se suelen realizar con descuentos de entre el tres y el cinco por ciento.

Las acciones del grupo, que en 2013 subieron un 128 por ciento, se han revalorizado en lo que va de año otro 25 por ciento, lo que otorga sentido estratégico a la financiación con acciones.

La sociedad podrá optar por una amortización anticipada de los bonos a partir del tercer año bajo determinados supuestos.

Tras las pérdidas registradas en 2012 y 2013 por los saneamientos asociados a su participación en Repsol y a otros activos, el grupo declaró a finales de 2013 una deuda financiera neta de 6.642 millones de euros, 2.000 millones menos que un año antes al tiempo que redujo sustancialmente su riesgo inmobiliario.

(Información de Carlos Ruano; Editado por Jose Elías Rodríguez)