21 de abril de 2014 / 15:48 / en 3 años

PREVIA-Después de espionaje EEUU, conferencia discute Internet más global y seguro

Por Esteban Israel y Anthony Boadle

SAO PAULO, Brasil, 21 abr (Reuters) - Cuando Dilma Rousseff propuso el año pasado ante las Naciones Unidas regular Internet, muchos temieron lo peor.

Estados Unidos había espiado sus correos electrónicos y la presidenta de Brasil estaba furiosa. Así que su llamamiento a una conferencia internacional para poner orden en Internet fue interpretado como un intento por aumentar el control en la Red.

Y sin embargo, la reacción parece exagerada. El documento que se aprobará esta semana del encuentro NetMundial de Sao Paulo condena el espionaje pero defiende la gobernanza multisectorial de la Internet, crucial para garantizar la independencia de la red y el desarrollo de los negocios en línea.

La conferencia, que tendrá lugar miércoles y jueves, propondrá una especie de "Declaración Universal de los Derechos Humanos de Internet" que incluye principios como libertad de expresión, la privacidad, la transparencia y la gobernanza participativa.

Y será el punto de partida de un debate más amplio sobre el futuro de Internet y una reforma que disminuya el peso hasta ahora dominante de Estados Unidos en la administración de la Red que conecta ya a una tercera parte de la humanidad.

"En los próximos años va a haber un rediseño de la gobernanza", dijo a Reuters el secretario de tecnología del gobierno brasileño Virgilio Almeida, que preside NetMundial. "Y esta reunión es la semilla para disparar esos cambios".

El desafío es encontrar terreno común entre gobiernos como los de Brasil o Alemania, que quieren reglas claras contra el espionaje, países como China o Cuba que controlan el contenido de la Red y compañías como Google o Facebook que ven una amenaza en la regulación.

El principal foco de tensión en las reuniones preparatorias fueron cuestiones políticas como privacidad, la libertad de expresión y la inviolabilidad de datos.

"Esperamos que de aquí salga el máximo común denominador", dijo a Reuters el presidente del administrador de dominios de Internet en Brasil, Demi Getschko, otro de los organizadores de NetMundial. "Si uno propone un Internet libre y abierto, ¿quién va a levantar la mano para decir que no?".

La conferencia será inaugurada por Rousseff. En la agenda figuran funcionarios, empresarios, académicos y activistas de 85 países, entre ellos un asesor de ciberseguridad del presidente estadounidense Barack Obama y el ministro de Internet de China.

-- Documentos de NetMundial document.netmundial.br/

ENCRUCIJADA

Las empresas de Internet están a la defensiva, en particular después de que Rousseff quiso obligarlas el año pasado a trasladar sus centros de datos a Brasil en un intento por evitar nuevos casos de espionaje. La exigencia, finalmente descartada, hubiera supuesto unos costes astronómicos para la industria.

El sector privado teme, por ejemplo, que el escándalo de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) justifique un mayor control de los gobiernos sobre Internet, con consecuencias desastrosas para su multimillonaria industria.

Las empresas quieren que la Red siga siendo un espacio autorregulado porque un mayor control amenazaría su expansión red a los más de 4.000 millones de personas todavía fuera de su alcance.

"Cualquier trabajo para modificar la actual arquitectura de Internet debe ser cauteloso, consultivo y operar a través del proceso de múltiples actores", dijo Facebook en un texto enviado a los organizadores de NetMundial.

El futuro de Internet, dijo Google, "está en una encrucijada" y que todos los sectores deben trabajar juntos para que "Internet continúe siendo una plataforma abierta y vibrante de innovación, crecimiento y libre intercambio de ideas".

David Gross, abogado de Wiley Rein que representa a una coalición de empresas, que van desde Amazon a Google, Cisco y Telefónica, dice que la industria es consciente de los riesgos de mayores regulaciones.

Pero el borrador del documento de Sao Paulo relajó un poco la tensión.

"La vigilancia masiva y arbitraria socava la confianza en Internet y en el ecosistema de gobernanza de la Internet", dice el borrador del documento de la conferencia.

Rousseff no fue la única víctima de la NSA. Documentos filtrados por el exanalista Edward Snowden muestran que la agencia espió también a otros aliados como la alemana Angela Merkel y el mexicano Enrique Peña Nieto.

Pero además de ventilar la frustración con el espionaje, NetMundial es vista por muchos como una oportunidad de cambiar el equilibrio ante la influencia de Estados Unidos sobre Internet.

La decisión de Washington de entregar a partir de 2015 la supervisión del ICAAN, que coordina el sistema de direcciones en Internet, fue aplaudida por los organizadores de la conferencia.

"Tener una organización más global, menos americana para discutir esas cuestiones es un avance positivo", dijo Almeida, el presidente de la conferencia.

El punto débil de NetMundial es que sus resoluciones no son vinculantes. Hay quienes bromean que la reunión sería el "Rio+20 de Internet", aludiendo a una conferencia sobre medio ambiente que logró poco consenso y menos resultados.

Pero los organizadores prefieren otra alegoría.

"Es una cacofonía de voces disonantes", dijo Getschko, "que al final puede ser la base de algo más sinfónico". (Información de Esteban Israel y Anthony Boadle; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below