Científicos israelíes apuntan a Luna con nave del tamaño de lavavajillas

jueves 6 de marzo de 2014 17:31 CET
 

Por Steven Scheer

JERUSALÉN , 6 mar (Reuters) - Sólo tiene el tamaño de un lavavajillas y pesa como un oso panda gigante, pero sus inventores esperan que esta nave espacial llegue donde ninguna otra israelí ha llegado antes: a la Luna.

Trabajando con un presupuesto limitado, los científicos e ingenieros israelíes que construyen el transbordador -conocido temporalmente como "Sparrow" (Gorrión) - creen que alunizará para finales de 2015, algo que sólo Estados Unidos, Rusia y China han logrado por el momento.

Posarse en la superficie lunar será la tarea más difícil en la misión del Sparrow, por la cantidad de montes y cráteres lunares, dijo Yariv Bash, un ingeniero electrónico y fundador de SpaceIL, el grupo que construye la nave.

"(Alunizar) va a ser o 15 minutos de horror o 15 minutos de fama, dependiendo del resultado", dijo a Reuters.

SpaceIL, apoyado sobre todo por filántropos, es un proyecto fundado para competir en el Premio LunarX, de Google. El premio de 20 millones de dólares irá a parar al primer equipo que consiga posar una nave en la Luna, hacerla saltar 500 metros y transmitir imágenes y vídeos a la Tierra.

Treinta y tres equipos comenzaron la competición y ahora quedan 18, entre ellos de Estados Unidos, Italia, Japón, Alemania, Brasil, Canadá, India y Chile.

SpaceIL cree que tiene una ventaja porque la nave no tripulada es comparativamente pequeña -del tamaño de un lavavajillas y con patas- y pesa sólo 140 kg.

La mayoría del peso de la nave es por el sistema de propulsión y el combustible. Para cuando llegue a la Luna, pesará sólo 40 kg.   Continuación...