Los móviles para esquivar espías, preparados para llegar al gran público

lunes 24 de febrero de 2014 20:17 CET
 

Por Harro Ten Wolde

BARCELONA, 24 feb (Reuters) - Tras las revelaciones de espionaje de Estados Unidos, existe un creciente interés por una serie de productos de teléfonos móviles con un punto de venta común: la privacidad.

El último en entrar en liza es el Blackphone, que opera con una versión a medida del Android de Google y encripta textos, llamadas de voz y chats de vídeo fue lanzado el lunes en la feria mundial de la industria, el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona.

Pretende entrar en el mercado de productos de la denominada gestión de seguridad móviles (MSM, por sus siglas en inglés) cuyo valor se estimó en 2013 en 560 millones de dólares y se prevé que casi duplique su tamaño hasta los 1.000 millones de dólares anuales para 2015, según ABI.

Por separado, Deutsche Telekom dijo que también estaba preparándose para lanzar una aplicación para teléfonos inteligentes que encripte los mensajes de voz y texto, convirtiéndose en el primer gran operador con un producto compatible para el gran público que será desarrollado para todos sus usuarios.

Edward Snowden desencadenó el furor global cuando reveló el año pasado que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estaba explotando datos personales de usuarios de empresas como Google , Facebook y Skype bajo el programa Prism.

El excontratista de la NSA, que afronta cargos de espionaje en su país y le han concedido asilo temporal en Rusia, también sugirió que Estados Unidos había supervisado las conversaciones telefónicas de unos 35 líderes mundiales, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel, sumándose a otras preocupaciones sobre privacidad.

Swisscom dijo la semana pasada que las descargas de su servicio de mensajería segura iO, que encripta chats y llamadas y almacena todos sus datos en Suiza, se habían triplicado. Los servicios de mensajería móvil suizos myENIGMA y Threema también encriptan las conversaciones de los usuarios.

El Blackphone, que eligió Suiza como sede porque la privacidad es un derecho constitucional en el país, es el resultado de la colaboración entre la empresa de software de seguridad de EEUU Silent Circle y el fabricante español de terminales GeeksPhone.   Continuación...