17 de febrero de 2014 / 16:58 / hace 3 años

ACTUALIZA 1-El líder separatista escocés Salmond acusa a Reino Unido de "arrogante"

4 MIN. DE LECTURA

(Añade citas, reacciones, encuestas)

LONDRES, 17 feb (Reuters) - El primer ministro escocés, Alex Salmond, insistió el lunes en que Escocia mantendría la libra si abandona Reino Unido y acusó a los políticos británicos de fanfarronear descartando la unión monetaria en una campaña de miedo que provocaría una respuesta negativa de los escoceses.

Salmond está luchando contra un intento concertado de Londres para evitar un "sí" en el referéndum del 18 de septiembre sobre la independencia, socavando su principal supuesto económico de que Escocia, rica en petróleo, podría ser una nación independiente próspera.

A medida que las encuestas empiezan a mostrar un creciente apoyo - aunque sigue siendo minoritario - a la secesión, el debate se ha intensificado, con los dos pilares del plan de Salmond - mantener la libra y negociar la membresía de la Unión Europea - agitándose en los últimos días.

En un movimiento sin precedentes, los tres principales partidos del Reino Unido se unieron para descartar la unión monetaria con una Escocia independiente, y después el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, advirtió de que Escocia tendría extremadamente difícil, si no imposible, lograr su entrada en la Unión Europea.

Salmond, un astuto político que ha liderado el Partido Nacional Escocés (SPN, por sus siglas en inglés) durante casi 25 años, acusó a Westminster de lanzar una ofensiva diplomática contra la independencia y de intentar "dirigir desde las alturas", una apelación al rechazo escocés a que los políticos del sur les digan qué hacer.

"Es una señal de lo fuera de contacto que están y de lo arrogante que se ha convertido la clase dirigente de Westminster", dijo el primer ministro escocés a los líderes empresariales en Aberdeen, añadiendo que compartir moneda beneficiaría a ambos lados de la frontera.

"Lo que se dice en Westminster al calor de una campaña política diferirá de la realidad de la vida después del referéndum", añadió.

La moneda se ha convertido en un campo de batalla clave en el debate. Londres argumenta que si los escoceses abandonan Reino Unido después de 307 años, abandonan también la libra. Salmond dijo que la libra "es tan escocesa como del resto de Reino Unido".

Advirtió además de que si Escocia no tiene acceso a los activos que comparte con Reino Unido, no está en la obligación de asumir una parte de la deuda de 1,2 billones de libras del país.

Salmond restó importancia a los comentarios de Barroso, diciendo que ningún miembro de la UE había indicado que bloquearía la membresía de Escocia, especialmente porque Escocia es un miembro entusiasta del bloque, al contrario que el resto del Reino Unido que está debatiendo votar sobre su permanencia.

Sin embargo, Escocia necesitaría el apoyo de los 28 estados miembro para entrar y podría encontrarse con la resistencia de España, que no quiere alentar aspiraciones independentistas mientras hace frente a la propuesta de los catalanes, que también solicitarían su entrada en el bloque en caso de escisión. (Información de Belinda Goldsmith; Traducido por Inmaculada Sanz y Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below