Subasta Cesur arroja fuerte subida; luz podría subir 12% en enero

jueves 19 de diciembre de 2013 12:47 CET
 

MADRID, 18 dic (Reuters) - El resultado de la subasta Cesur entre las grandes comercializadoras eléctricas apunta a un alza del recibo de la luz de hasta el 12 por ciento a partir de enero, dijo el jueves una fuente del sector conocedora del resultado de la subasta.

"La vigesimoquinta subasta CESUR arroja un incremento en el precio de la energía del 26,5 por ciento ... Este resultado podría propiciar un alza de la Tarifa de Último Recurso (TUR) del 10,5 por ciento a partir de enero, a lo que se sumará la subida de los peajes de acceso anunciada por el ministro de Industria", dijo la fuente.

El ministro José Manuel Soria dijo esta semana, contrariamente a lo esperado, que el Gobierno subirá la parte regulada del recibo en hasta un 2 por ciento para compensar el déficit de tarifa que aflorará también este año.

La subasta, que se realiza trimestralmente y supone alrededor del 35 por ciento del recibo, arrojó un fuerte alza de casi el 30 por ciento a 61,83 euros por megavatio y hora en el producto base y del 18,5 por ciento a 67,99 euros MWh en el producto punta.

El resultado de la subasta se ha producido en un clima de crispación y controversia en el sector eléctrico, especialmente tras una espectacular subida en los precios de mayoristas de este mes de diciembre que comenzó tras conocerse que el Gobierno retiraba las partidas presupuestarias que iban a permitir neutralizar este año el denominado déficit de la tarifa eléctrica.

Desde que el pasado 29 de noviembre el Gobierno descartase una aportación de 3.600 millones de euros al sector eléctrico, el precio del "pool" ha experimentado una subida de más del 60 por ciento, llegando a superar los 90 euros por megavatio, frente a la media de el entorno de 45 euros en lo que va de año.

El "pool" fija el precio de la energía diario mediante un sistema de subasta y cada tres meses la subasta Cesur fija el precio de la electricidad para el recibo regulado, la antigua tarifa de último recurso (TUR).

Durante años, los distintos Gobiernos españoles han utilizado el precio de la luz como una herramienta política y han modificado al alza o a la baja los peajes según su conveniencia para evitar abruptas subidas de la luz, generando un importante agujero financiero conocido como déficit de tarifa, que se acerca a los 30.000 millones de euros y supone una deuda de los consumidores con las eléctricas cuyo pago es avalado por el Estado.

La subida de enero podría representar un auténtico tarifazo para los consumidores españoles, en un momento en el que la recuperación económica es incipiente y el consumo sigue débil en un país con una tasa de desempleo del 26 por ciento. (Información de Jose Elías Rodríguez; editado por Carlos Ruano)