Sector cemento español emergería de crisis en 2015 -patronal

lunes 16 de diciembre de 2013 14:53 CET
 

MADRID, 16 dic (Reuters) - El sector cementero español previsiblemente resurgirá de sus cenizas una vez pasado 2014, año en el que encadenará su séptima caída consecutiva en consumo en medio de la persistente crisis de la construcción doméstica, dijeron el lunes responsables de la principal asociación de la industria.

"El sector no empezará a salir de la crisis hasta 2015", dijo el presidente de Oficemen, Isidoro Miranda, en una rueda de prensa, aunque esta perspectiva sólo se materializará con la eventual vuelta del crédito a la economía y la reactivación de variables como el empleo, el consumo y la vivienda.

En 2014, el consumo de cemento caerá entre un 7 y un 8 por ciento, hasta 10 millones de toneladas, tras cerrar este año (a falta sólo del mes de diciembre) por debajo de 11 millones, unos niveles similares a los de la década de 1960.

En cuanto a las exportaciones, el también responsable de la división española del grupo francés Lafarge dijo que se situarían entre 6 y 7 millones de toneladas, aunque esta previsión dependerá del creciente peso del coste energético en un entorno de altos precios eléctricos.

"Francamente, hoy saber lo que el gobierno nos va a cobrar en la tarifa eléctrica es como jugar a la lotería nacional", dijo, en alusión a las incertidumbres sobre el precio de la luz que están teniendo los últimos acontecimientos de la reforma del sector eléctrico que está llevando a cabo el Ministerio de Industria español.

Miranda pidió al departamento que dirige José Manuel Soria, que se siga compensando al sector cementero por la interrumpibilidad o compensación que a través de la tarifa eléctrica reciben los grandes consumidores industriales por dejar de tener suministro eléctrico en situaciones de fuerte demanda, lo que no ocurre desde el inicio de la crisis.

"En la propuesta que ha dado el Ministerio no está incluido el sector cementero y eso nos genera una gran incertidumbre", lamentó Miranda, que precisó que este año las cementeras se llevaron aproximadamente 25 de los 750 millones que la industria pesada recibió por este concepto.

Miranda dijo que el elevado precio de la electricidad en España sigue dañando la competitividad de las empresas españolas y frenando su impulso exportador, con una caída de las exportaciones del 3,5 por ciento en el tercer trimestre, frente a un crecimiento medio del 34 por ciento en el primer semestre. (Información de Jose Elías Rodríguez; editado por Rodrigo de Miguel)