Sobrecapacidad de Barajas es un lastre para privatización Aena

jueves 24 de octubre de 2013 17:13 CEST
 

Por Robert Hetz

MADRID, 24 oct (Reuters) - La sobrecapacidad del aeropuerto de Barajas -- uno de los principales centros de conexiones en Europa -- y las fuertes pérdidas de Iberia, principal inquilino del aeropuerto madrileño, constituyen un riesgo para los planes del Gobierno de privatizar su gestor aeroportuario Aena.

El tráfico en Barajas ha bajado de forma significativa por la caída del turismo nacional y los viajes de negocio durante la crisis. Además, las aerolíneas de bajo coste han reducido sus rutas por el incremento de las tarifas aéreas, mientras que Iberia, la principal aerolínea en Barajas, está reestructurando su negocio para salir de los números rojos.

Los inversores, que daban la espalda a España durante la crisis, han empezado a volver, dando al gobierno la oportunidad de vender activos altamente endeudados como Aena.

El banco de Inversión Lazard y la sociedad de valores N+1 colaboran para encontrar inversores para la privatización de al menos un 49 por ciento de Aena, que opera 46 aeropuertos en España, además de Luton cerca de Londres, y cuenta con participaciones en 14 aeropuertos en Latinoamérica.

Pero fuentes cercanas al proceso dijeron que no hay mucho interés y pocas posibilidades de cerrar la operación a principios de 2014 a no ser que Barajas, que representa el 20 por ciento de los ingresos de Aena, recupere su atractivo.

"Aena es el primer operador de aeropuertos en el mundo y puede ser una inversión interesante en infraestructuras, pero primero habría que mejorar la situación de Barajas porque cualquier inversor busca un negocio estable, con perspectivas de crecer", dijo una fuente financiera, cercana a una de los posibles inversores contactados por el gobierno.

El gobierno está manteniendo contactos preliminares con varios inversores institucionales acera de participaciones minoritarias en Aena y ha puesto en marcha una rebaja temporal de las tasas aéreas para aumentar el tráfico aéreo en España, particularmente en el aeropuerto madrileño, cuyas instalaciones se están usando solo al 60 por ciento.

Entre los inversores financieros que el gobierno ha contactado se encuentra el holding de participaciones Alba , brazo inversor del Grupo March, dijo la fuente financiera   Continuación...