Eléctricas europeas piden el fin de subsidios a renovables

viernes 11 de octubre de 2013 10:31 CEST
 

Por Geert De Clercq

BRUSELAS, 11 oct (Reuters) - Los consejeros delegados de diez eléctricas que en conjunto suman la mitad de la capacidad de generación eléctrica de Europa están pidiendo el fin de los subsidios a la energía eólica y solar, que dicen añaden demasiada potencia a un mercado que ya lucha con la sobrecapacidad.

Los CEO del denominado Grupo Magritte también piden un mecanismo de capacidad a escala europea que pagaría a las eléctricas por mantener capacidad de generación en "standby" y quieren que la UE impulse su programa de emisiones de CO2, cuyos bajos precios no han conseguido fomentar carburantes con bajas emisiones como el gas natural y la energía nuclear.

Desde su primera reunión en Bruselas la pasada primavera en el museo del artista surrealista belga Rene Magritte, este grupo informal ha hecho lobby ante la Comisión Europea y los gobiernos nacionales para cambiar la política energética de la UE, que según ellos no ha conseguido su triple objetivo de recortar los precios, reducir las emisiones de dióxido de carbono y garantizar la seguridad de suministro.

El grupo -que incluye eléctricas de primera fila como la francesa GDF Suez, la alemana E.ON, la española Iberdrola y la italiana Enel - ha tenido impacto, ya que varios países como España, Alemania y Francia han revisado o van a revisar sus programas de apoyo a las energías renovables.

En una conferencia de prensa sin precedentes con la asistencia de 10 consejeros delegados en Bruselas este viernes, el grupo Magritte espera presionar a los legisladores comunitarios antes de la cumbre energética que tendrá lugar a principios del año que viene y quiere que se considere a la energía eólica y solar como sectores maduros que ya no necesitan recibir primas.

"La política energética europea se ha topado con una pared", dijo el consejero delegado de GDF Suez, Gerard Mestrallet.

Con la demanda eléctrica en descenso por culpa de la crisis económica y el impulso hacia la eficiencia energética de la UE, los precios mayoristas de la electricidad ha caído alrededor de la mitad desde 2008, mientras que los precios minoristas que pagan los consumidores siguen cerca de niveles récord.

El grupo dijo que en los últimos cuatro años, la factura eléctrica de los consumidores domésticos ha subido un 17 por ciento, mientras que la de los consumidores industriales se ha encarecido un 21 por ciento.   Continuación...