Ibex ignora problemas en Italia y EEUU y repunta un 1,75 pct

martes 1 de octubre de 2013 18:11 CEST
 

MADRID, 1 oct (Reuters) - Al selectivo español ignoró el martes las incertidumbres llegadas desde Italia y Estados Unidos y repuntó un 1,75 por ciento para superar máximos desde finales de julio de 2011, apoyado en el impulso alcista de Telefónica , Santander y BBVA.

Después de las caídas del lunes por las dudas sobre la gobernabilidad en Italia y la parálisis administrativa en Estados Unidos por los desencuentros entre el Senado y el Congreso y su efecto sobre la economía, el selectivo tomó nuevo impulso y rompió la barrera de los 9.300 puntos por primera vez en más de dos años.

En Italia, la noticia de una ola de disidencia en el partido del ex primer ministro Silvio Berlusconi impactaba positivamente en los mercados ante la posibilidad de alcanzar acuerdos de gobernabilidad próximos.

"Otra sesión buena del Ibex, apenas un día de dudas con los temas de EEUU e Italia, pero se ve que el fondo del mercado es bueno y sigue con una buena tónica. El mercado se está creyendo la recuperación económica, y se nota especialmente en el comportamiento de los bancos", dijo Nicolás López, analista de M&G Valores.

En este contexto, Santander y BBVA fueron los dos timones del selectivo, con alzas del 2,26 por ciento y del 2,66 por ciento respectivamente, seguidos de Telefónica, que sumó un 1,69 por ciento, y Repsol que ganó un 1,5 por ciento.

También Iberdrola apoyó el movimiento con un alza del 1,23 por ciento.

El Ibex cerró con sólo dos valores en rojo. Acerinox, que perdió apenas un 0,05 por ciento y DIA, un valor que se ha defendido muy bien durante la crisis por su componente de bajo coste y que acumula un alza del 33 por ciento en lo que va de año. Perdió un 0,28 por ciento en la sesión.

El sector constructor tuvo un comportamiento especialmente bueno de la mano de Sacyr y ACS. La constructora presidida por Manuel Manrique cotizó con un alza del 5,37 por ciento la noticia de la puesta en venta de su división Vallehermoso que le permitirá desconsolidar deuda por 1.200 millones de euros.

ACS ganó un 4,64 por ciento, al calor de una positiva recomendación por parte de Espirito Santo, que mejoró a comprar su visión sobre el valor, y de diversos contratos adjudicados a su filial australiana Leighton, ignorando los problemas que está sufriendo su almacenamiento de gas Castor, en el que participa con un 66,7 por ciento.   Continuación...