Martinsa reduce pérdidas a junio por menor deterioro activos

miércoles 28 de agosto de 2013 13:33 CEST
 

MADRID, 28 ago (Reuters) - La inmobiliaria Martinsa-Fadesa anunció el miércoles unas pérdidas de 267,3 millones de euros a junio, un 15,6 por ciento inferiores a las de hace un año, gracias a una menor provisión por deterioro de sus activos inmobiliarios que compensaron el peor comportamiento operativo de la firma.

Pese a la mejoría en los resultados, el auditor de la sociedad pone de manifiesto en su informe sobre el semestre sus dudas sobre la viabilidad de la compañía, que lleva en concurso de acreedores desde hace más de cinco años.

En una nota al regulador, Martinsa, una de las primeras inmobiliarias en acogerse al concurso de acreedores en 2008 al no poder digerir la fuerte deuda asumida con la compra de Fadesa en pleno boom inmobiliario, dijo que sus ventas se redujeron un 24 por ciento a 47,4 millones de euros.

Estas ventas supusieron un margen negativo de 2,5 millones de euros, aunque inferior a los 3,2 millones de euros de hace un año.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue también negativo en 21,7 millones de euros, más del doble que hace un año, con un Ebit de -152,94 millones de euros, inferior a las pérdidas de 236 millones de euros por las menores provisiones realizadas sobre su cartera inmobiliaria.

DUDAS SOBRE LA VIABILIDAD DE LA COMPAÑÍA

La deuda de la sociedad a 30 de junio se situó en 6.469 millones de euros y en su informe de auditoría, Deloitte advierte que la previsión de tesorería para el año 2013 presenta un saldo negativo de 18 millones de euros, lo que pone en duda la liquidez de la compañía a corto plazo.

El auditor resalta también que la inmobiliaria se encuentra en causa de disolución por un déficit patrimonial de 162,3 millones de euros, aunque existe un acuerdo de distintos acreedores para convertir en participativos -- que computan como patrimonio neto -- créditos subordinados por importe de 139 millones de euros, aunque dichos acuerdos están pendientes de formalización.

"Todas estas circunstancias indican la existencia de una incertidumbre significativa sobre la capacidad del Grupo para continuar sus operaciones y para realizar sus activos y hacer frente a sus pasivos (...) que dependerá del cumplimiento del Nuevo Plan de Viabilidad (...) de la obtención de la financiación necesaria, de la evolución del mercado inmobiliario", indicó el auditor sobre los resultados semestrales.

El auditor también pone de manifiesto que, pese a que la compañía ha actualizado el valor de los activos a precios de mercado de la mano de un experto independiente, la compañía podría verse obligada a vender activos en el corto plazo a un precio que eventualmente reflejaría minusvalías adicionales en el valor de dichos activos y que no han sido registradas en los estados financieros a junio. (Información de Andrés González Editado por Carlos Ruano)