FMI pide a España profundizar en reforma laboral

viernes 2 de agosto de 2013 16:06 CEST
 

Por Tomás Cobos

MADRID, 2 ago (Reuters) - En un contexto de creciente malestar social por las medidas económicas y los escándalos de corrupción, el FMI añadió presión sobre el Gobierno español al reclamar una profundización de la polémica reforma laboral introducida el año pasado.

Al igual que Bruselas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomienda reducir la dualidad del mercado laboral español -la alta proporción de empleos temporales frente a los indefinidos-, aumentar la flexibilidad salarial e incentivar el empleo entre los jóvenes y los trabajadores no cualificados.

"El peso del ajuste sigue cayendo sobre el empleo (sobre todo el temporal y los jóvenes) más que en los salarios", dice el FMI en un informe sobre España, añadiendo que "un ajuste (a la baja) de salarios más rápido probablemente haría que menos gente pierda el trabajo (o consuma menos por temor a este riesgo) y se contraten más parados".

El FMI insta a España a "reducir enormemente el número de contratos", recuperando la idea defendida por algunos analistas y organismos de establecer "un contrato permanente con costes de despido inicialmente bajos y que aumenten progresivamente con la antigüedad en el trabajo".

A instancias de Bruselas, el Gobierno español ha realizado una revisión de la reforma laboral de 2012 -que entre otros elementos reducía considerablemente el coste del despido-, con la conclusión de que solo son necesarios "ajustes menores" para reducir la burocracia en la contratación, sin que esté prevista la introducción del llamado contrato único que defienden algunos economistas para eliminar la dualidad del mercado.

La ministra de Trabajo presentó el viernes las conclusiones del análisis de la reforma laboral señalando que la nueva normativa ha contribuido a evitar la destrucción de 225.000 empleos en su primer año de aplicación.

Aunque el paro, la cara más dramática de la profunda crisis económica en España, ha cedido ligeramente en los últimos meses, se encuentra aún por encima del 26 por ciento de la población activa, y tanto el Ejecutivo como los principales organismos internacionales creen improbable que se produzca una reducción importante en el medio plazo.

  Continuación...