11 de julio de 2013 / 21:01 / en 4 años

ACTUALIZA 2-Gobierno estudiará el viernes reforma energética -fuentes

* Reforma modificaría totalmente modelo retribución sector eléctrico

* Consejo de ministros estudiará el viernes nueva regulación

* PGE asumirían la mitad de los 1.800 mln eur incialmente previstos

* Reforma eliminaría Real Decreto que fijaba primas para las renovables (Añade detalles)

MADRID, 11 jul (Reuters) - El Gobierno español estudiará y previsiblemente aprobará este viernes en Consejo de Ministros la esperada reforma del sector eléctrico, que incluirá medidas de carácter urgente y un nuevo modelo de retribución para taponar el déficit de tarifa, dijeron el jueves tres fuentes conocedoras del contenido de la misma.

“Industria llevará mañana al Consejo de Ministros dos textos, una ley para la estabilidad financiera del sistema y un anteproyecto para regular el sector eléctrico”, dijo una de las fuentes.

El primero de ellos será un “real decreto ley por el que se adoptan medidas urgentes para garantizar la estabilidad financiera del sistema eléctrico” y el otro un “anteproyecto de ley del sector eléctrico”, dijo otra fuente.

Esta última añadió que la reforma también incluirá varios proyectos para otros decretos, hasta ocho, que serán analizados la próxima semana por la Comisión Nacional de la Energía.

UN NUEVO MODELO DE RETRIBUCIÓN

La nueva reforma introduciría un nuevo modelo de retribución para el sector eléctrico, tanto tradicional como renovable, que eliminaría entre otras cosas el Real Decreto 661 de 2007, que establecía el sistema de primas a la generación renovable.

“La reforma elimina el 661 y establece un sistema de remuneración totalmente nuevo, que tendrá en cuenta las primas ya recibidas y las deducirá del importe a cobrar”, explicó una fuente del sector.

El recorte también afectará a la distribución y al transporte eléctricos, entre otras cosas, introduciendo el concepto de rentabilidad razonable para las instalaciones eléctricas tradicionales y renovables, explicaron las fuentes.

La rentabilidad razonable se situará en el 6,5 por ciento para las energías convencionales y en el 7,5 por ciento para las renovables, aunque estará ligada a cálculos de la inversión de los proyectos realizada por el Ministerio de Industria, que en muchos casos, según afirman las fuentes del sector, no recogen la inversión efectiva.

“Se va a ligar la rentabilidad a una valoración de los proyectos realizada por el ministerio en base a su información pero que en muchos casos podría no tener en cuenta todos los costes incurridos, dependerá de cada proyecto”, explicó una de las fuentes.

La rentabilidad, que será modificable cada seis años y estará ligada al bono español más un diferencial de 300 puntos básicos en el caso de las renovables y de 200 puntos básicos para las energías convencionales, que además será modificable en función de la demanda de energía, dijo una de las fuentes.

Una portavoz del Ministerio de Industria no hizo comentarios a la información.

LA ETERNA DEUDA TARIFARIA... Y LA ENÉSIMA REFORMA

El Gobierno español -que convocó hoy a algunas de las empresas afectadas para explicarles la reforma - está buscando una solución para atajar el creciente problema del déficit tarifario, una deuda de los consumidores españoles con las empresas eléctricas, titulizada con el aval del Estado y que supera ya los 26.000 millones de euros.

Pese a los innumerables decretos acordados por Gobiernos de uno y otro signo político, esta deuda todavía crece a razón de entre 4.000 y 5.000 millones de euros anuales y la idea del Ministerio de Industria, el bruñidor de la reforma, era repartir el coste entre las empresas y el Estado, aunque este punto ha encontrado la oposición del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por su efecto negativo sobre los esfuerzos de consolidación fiscal.

Una de las fuentes dijo que Hacienda no está dispuesta a asumir cerca de 1.800 millones de euros en costes por la generación eléctrica en las islas y que como mucho soportaría la mitad y únicamente en los presupuestos de 2014.

De no trasladar estos costes a los Presupuestos Generales del Estado, o bien debería producirse una fuerte subida del precio de la luz para no generar más déficit tarifario o bien deberían decretarse nuevos impuestos o subidas impositivas para reducir esta diferencia, que estaría en el entorno de los 900 millones de euros. (Información de Andrés González, Jose Elías Rodríguez y Julien Toyer, editado por Jesús Aguado)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below