Entre los escombros de Bangladesh está el coste de los beneficios

martes 14 de mayo de 2013 15:52 CEST
 

* Pedidos encontrados en escombros revelan coste de fábrica

* Ropa se vende en Occidente a 10 veces el precio de producción

* El sector está bajo presión para endurecer controles seguridad

Por Sarah Morris

MADRID, 14 may (Reuters) - Pedidos encontrados en los escombros de una fábrica textil de Dhaka en la que murieron más de 1.100 trabajadores muestran por qué a las distribuidoras europeas les sale rentable comprar en Bangladesh: la ropa se fabrica a un coste que supone una décima parte del precio en las tiendas de Occidente.

El edificio Rana Plaza, que se desplomó hace tres semanas, servía de proveedor de grandes marcas internacionales; documentos rescatados de las ruinas por activistas de derechos laborales a los que ha tenido acceso Reuters ponen de relieve el coste de vender camisetas a consumidores que buscan minimizar el gasto.

En un caso, polos de una marca vendida en Londres por 46 libras esterlinas se ofrecían en el Rana Plaza por solo 4,45 libras, una transformación típica en una industria en la que los fabricantes asiáticos y los distribuidores en Europa y Norteamérica están enzarzados en una guerra para llevar las últimas tendencias de manera cada vez más rápida y barato a sus establecimientos.

En las instalaciones, donde se rescataron cientos de cadáveres de trabajadores, se encontraron pedidos de la cadena española Mango a Phantom Tac, un proveedor con sede en el Rana Plaza, cuyos propietarios están acusados de sacrificar la seguridad por el beneficio.

No es ningún secreto que las etiquetas de los precios de venta al público, ya sea una camisa de 5 dólares o un traje de 5.000 dólares, reflejan costes de fabricación que son una fracción de lo que paga el cliente final. Pero el ajuste en el precio que muestran los documentos del Rana Plaza - de entre 5 y 10 veces entre la salida de la fábrica y el escaparate- ofrecen un conocimiento preciso de la relación entre los dos extremos de la cadena mundial de suministro textil.   Continuación...