Banca nacionalizada quiere vender divisiones inmobiliarias

lunes 13 de mayo de 2013 16:50 CEST
 

MADRID, 13 may (Reuters) - Los bancos nacionalizados españoles están buscando compradores para sus divisiones inmobiliarias con el fin de reducir su riesgo y centrarse en el negocio bancario puro, según confirmaron el lunes varias fuentes.

Novagalicia Banco dijo el lunes que ha empezado la búsqueda de un comprador para su unidad de gestión de activos singulares (UGAS), la división que comprende los activos no estratégicos e inmobiliarios -- activos inmobiliarios inferiores a 100.000 euros y préstamos a promotores inferiores a 250.000 -- que la entidad gallega no traspasó a finales de 2012 a la Sareb.

"Se ha descubierto que puede existir interés y se han iniciado contactos con posibles compradores, pero aún no se habla de precios ni de términos concretos de una operación", dijo un portavoz de NovaGalicia Banco.

Bankia, por su parte, la mayor entidad nacionalizada, que cerró 2012 con una pérdida récord de 19.193 millones de euros, podría ultimar esta semana la venta de su división inmobiliaria Bankia Habitat, según una fuente sindical.

"La semana pasada, responsables de recursos humanos comunicaron a los sindicatos que el banco está en contacto con varios grupos sobre la venta de su negocio inmobiliario. También dijeron que esta semana recibirán ofertas de tipo vinculante para su unidad a la que se traspasarían unos 500 empleados de la propia Bankia y de Bankia Habitat", dijo esta fuente.

Una fuente bancaria que participa en el proceso aclaró que las negociaciones se centran en la plataforma que engloba la actividad de gestión activos, pero no incluye los activos adjudicados.

Por último, fuentes del sector financiero confirmaron que CatalunyaCaixa, la tercera de las entidades financieras nacionalizadas tras el estallido de la burbuja financiera, ya cuenta con una serie de ofertas por el negocio inmobiliario agrupado en su gestora Cataluña CI.

"El proceso de venta comenzó hace algo más de un mes y en este momento, la entidad cuenta con ocho ofertas de distintas sociedades de capital privado", dijo una fuente del sector financiero.

No obstante, señaló que la operación tendría un impacto muy limitado en las cuentas de la entidad catalana tras pasar a finales de año activos inmobiliarios con un valor contable de 16.000 millones de euros a la Sareb que acabaron por ser valorados en 6.000 millones y provocaron una pérdida neta atribuible de 11.855 millones de euros.

"El negocio inmobiliario remanente -- los activos inmobiliarios inferiores a los 100.000 euros y el crédito promotor inferior a 250.000 euros -- solo supone el 1,9 por ciento del negocio inmobiliario de la banca española" dijo la fuente. (Información de Robert Hetz; Edición de Tomás Cobos)