10 de mayo de 2013 / 14:38 / en 4 años

ACTUALIZA 1-ACS reitera enfoque en rentabilidad y deuda

* Espera recuperar buena parte pérdidas inversión Iberdrola

* Accionista minoritario y ex-directivo pide cese de presidente

* Junta aprueba propuestas de dirección (Añade detalles, comentarios de presidente, actualiza cotizaciones)

Por Jose Elías Rodríguez

MADRID, 10 may (Reuters) - ACS reafirmó ante los accionistas el viernes la estrategia que persigue actualmente la compañía, basada en la rentabilidad de todos sus negocios y en la reducción de deuda mediante ventas de activos, tras haber cerrado 2012 con fuertes pérdidas por los saneamientos vinculados a su participación en Iberdrola.

“En los próximos tres años (...) el objetivo es que todas las compañías del grupo, en todos sus mercados y actividades, sean rentables de forma sostenible”, dijo el presidente de la constructora, Florentino Pérez, en su discurso ante la junta general de accionistas del grupo en Madrid.

Pérez reiteró el objetivo de reducir la deuda neta este año al entorno de los 3.000 millones de euros, desde los casi 5.000 millones con que cerró 2012, sin contar con el pasivo asociado a los activos que el grupo tiene clasificados contablemente para su venta.

El grupo quiere alcanzar este nivel a final de año mediante generación de caja y con desinversiones como la reciente venta de los aeropuertos de su filial alemana Hochtief por 1.100 millones de euros.

ACS contabilizó unas pérdidas históricas de 1.926 millones de euros el año pasado por su frustrada inversión en Iberdrola , tras vender un 12 por ciento de la eléctrica con pérdidas netas de 1.312 millones de euros. Además, para ajustar el valor de las acciones que retiene con derivados a su valor real, recogió pérdidas de otros 1.308 millones de euros.

Pérez dijo el viernes que esperaba recuperar una parte importante de estas pérdidas con el equity swap suscrito sobre cerca del 10 por ciento del capital del compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán.

“En julio de 2012, suscribimos un contrato de derivados con vencimiento en 2015 sobre 597 millones de acciones de Iberdrola, aproximadamente un 10 por ciento de su capital, con el objetivo de recuperar una parte importante de estas pérdidas siempre que las acciones coticen por encima de 3,26 euros”, dijo.

En declaraciones a periodistas tras la celebración de la junta, el presidente de ACS dijo que el precio que tenían las acciones de Iberdrola en 2012 era absurdo y que estaba convencido de su recuperación en un horizonte de tres años.

JUNTA APRUEBA PROPUESTAS, ACCIONISTA PIDE MARCHA DE PÉREZ

Los accionistas de la constructora aprobaron todas las propuestas presentadas por la dirección de ACS, entre ellos los resultados de 2012 y la remuneración de sus directivos, con un quórum superior a las tres cuartas partes del capital.

La nota de color de la junta la puso un pequeño accionista y ex directivo del grupo que forzó que los accionistas votasen, si bien abrumadoramente en contra, una propuesta para la “remoción” del presidente actual de ACS por su gestión en la inversión en Iberdrola que, a su juicio, infringió la normativa vigente, al tiempo que fue crítico con la retribución del presidente (5,7 millones de euros) en un ejercicio de abultadas pérdidas.

“Su obcecación por no admitir las pérdidas de Iberdrola en 2011 hace que las actuales no sean correctas () porque el reconocimiento se hace tarde y a destiempo, distorsionando los resultados de 2012 (...)”, Tomás Peña Barrena, antiguo director de contratación de la filial Dragados, que dijo que impugnaría los acuerdos de la junta.

“Lo mismo hace con Hochtief, donde invirtió por encima de cotización actual”, añadió.

Ante los periodistas, Pérez restó importancia a la petición por su carácter anecdótico al contar con apenas un centenar de títulos de ACS.

“Es una persona que tiene puestas como 10 ó 15 acciones contra nosotros. Trabajó cuatro años aquí y debe de considerar que no debió ser despedido”.

A las 1619 horas, las acciones de ACS, que en lo que va de año se han revalorizado un 14 por ciento, seguían subiendo un 2,7 por ciento a 22,365 euros, en un mercado ligeramente bajista. Las acciones de Iberdrola se cambiaban a 4,287 euros y las de Hochtief por 57,23 euros en la Bolsa de Fráncfort. (Información de Jose Elías Rodríguez; Editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below