La garantía de depósitos sólo protege contra quiebra, no impuestos -UE

martes 19 de marzo de 2013 17:37 CET
 

BRUSELAS, 19 mar (Reuters) - Las garantías sobre depósitos en la Unión Europea sólo están ahí si un banco se hunde por completo y no protege de las medidas fiscales que deciden los Parlamentos, dijo el martes la Comisión Europea, defendiendo la decisión de imponer un impuesto en Chipre.

La demanda de la zona euro para que Chipre imponga un impuesto a las cuentas bancarias como parte de un rescate financiero de emergencia ha creado una respuesta negativa en Chipre y ha llevado a muchos europeos a acusar a Bruselas de tener poco respeto por sus propias normas.

La ley de la UE garantiza los depósitos de hasta 100.000 euros por cliente y banco. Pero el portavoz de la Comisión Simon O'Connor dijo que esas garantías sólo existen "en caso de que haya un fracaso bancario".

"En este caso, no estamos hablando de tal situación, estamos hablando de un impuesto extraordinario que se aplicará como una medida fiscal a todas las cuentas bancarias de Chipre", dijo en una comparecencia en Bruselas.

Desde las calles de Chipre y en Twitter hasta los programas de radio en Bélgica, millones de europeos han protestado por lo que ven como un evidente indiferencia hacia los ahorradores corrientes, que la Comisión dijo que generaba confusión sobre las normas de la UE.

"Ésa es la distinción que queremos hacer", dijo O'Connor.

Atónitos por la respuesta negativa y temerosos de un rechazo de los legisladores chipriotas, los ministros de Finanzas de la zona euro instaron a Nicosia el lunes que evitase que la medida afecta a cuentas por debajo de los 100.000 euros, y que en su lugar aumente el impuesto para las grandes cuentas, que están sin protección por parte del sistema de seguros de depósitos del país.

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional piden a Chipre que logre 5.800 millones de euros para asegurar su rescate.

Es lo necesario para rescatar su sector financiero, y los prestadores internacionales acordaron inicialmente el sábado que Nicosia tenía que imponer un impuesto excepcional del 9,9 por ciento sobre los depósitos en Chipre superiores a 100.000 euros y un impuesto del 6,75 por ciento para depósitos más pequeños.

El Gobierno chipriota propuso el martes librar a los pequeños ahorradores del polémico impuesto a los depósitos bancarios, en un intento de conseguir el apoyo parlamentario a un rescate internacional que evite la suspensión de pagos y un colapso bancario. (Información de Robin Emmott; Traducción de Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)