Ibex-35 cae 1,3% al cierre en jornada marcada por efecto Chipre

lunes 18 de marzo de 2013 18:13 CET
 

MADRID, 18 mar (Reuters) - El Ibex-35 suavizó el lunes al cierre su caída hasta el 1,29 por ciento -entre un fuerte castigo para los valores bancarios-, ante las expectativas de que finalmente se reduzcan las pérdidas impuestas a los pequeños ahorradores en el rescate a Chipre.

"El mercado ha empezado a tomarse algo mejor que las condiciones que finalmente se vayan a imponer a los clientes de depósitos bancarios sean menos agresivas que las inicialmente planteadas", dijo Sara Herrando, jefa de análisis de Norbolsa.

El anuncio del fin de semana de que Chipre establecería un impuesto a las cuentas bancarias como parte de un rescate de 10.000 millones de euros, rompió las prácticas anteriores en las que los ahorros de los depositantes eran sagrados. Estos planes castigaron al sector financiero y a los mercados de renta variable en Europa.

El acuerdo inicial suponía una tasa del 9,9 por ciento sobre los depósitos superiores a los 100.000 euros y del 6,75 por ciento sobre los inferiores a ese nivel, pero los ministros chipriotas trabajaban por la tarde en una propuesta de última hora para reducir el impacto del impuesto y aplazaron una votación decisiva sobre la cuestión al martes.

"No tenía sentido castigar tanto los ahorradores de menos de 100.000 euros que en un principio se consideraba como un umbral asegurado. Ahora parece que se quiere cobrar un impuesto del 3 por ciento a los que tienen ahorros por debajo de ese umbral e incluso no gravar nada a los que sólo tienen 20.000 euros", manifestó Herrando.

En una jornada semifestiva en España, el Ibex-35, que llegó a caer un poco más de un 3 por ciento, retrocedió finalmente un 1,29 por ciento, mientras que el selectivo paneuropeo FTSEurofirst cedió un 0,18 por ciento.

El índice bancario europeo fue el más castigado con un descenso del 1,44 por ciento en una jornada de fuerte volatilidad en las bolsas.

España, cuarta economía de la zona euro y beneficiaria de un rescate bancario, marcó distancias con respecto a la situación de Chipre y varios responsables europeos insistieron en que el chipriota era un caso especial no extrapolable a otros.

El diferencial de la deuda española a 10 años respecto a la alemana subía 10 puntos básicos (pb) con respecto a los niveles de cierre el viernes, hasta los 356 pb, tras haberse disparado más de 20pb en las primeras operaciones. La rentabilidad del bono bajó del 5 por ciento después de haber permanecido gran parte de la jornada por encima de esa barrera psicológica.   Continuación...