20 de febrero de 2013 / 17:38 / hace 5 años

Caixabank prepara un recorte significativo de plantilla

MADRID, 20 feb (Reuters) - Caixabank se encuentra preparando una importante reducción de plantilla para reducir la estructura de costes de la entidad bancaria con la mayor red de sucursales del país, dijeron el miércoles fuentes sindicales y de la entidad.

"Caixabank está preparando un plan de reestructuración significativa, pero todavía no nos han comunicado el número de personas afectadas ni tampoco la modalidad que van a seguir", dijo una fuente sindical involucrada en las negociaciones.

Una fuente de Caixabank manifestó que la próxima semana la entidad tenía previsto reunirse con los sindicatos para reducir y adecuar la plantilla a las condiciones actuales del mercado marcado por la caída de la actividad bancaria.

"Todavía no hay una cifra encima de la mesa y de hecho se intentará que los recortes sean lo menos traumáticos posibles", agregó la fuente de la entidad.

El diario elconfidencial.com informó el miércoles que Caixabank preveía reducir su plantilla en 4.000 personas.

A cierre de 2012, el grupo Caixabank aumentó en 5.632 personas su plantilla hasta alcanzar 32.625 personas, mientras que el número de oficinas creció a 6.342 desde los 5.196 sucursales de 2011 por la integración de diversas entidades.

El banco de inversión Nomura alertó en un informe reciente de la necesidad de Caixabank de reducir en torno a un 30 por ciento ó en 2.000 su número de oficinas para elevar su productividad.

Caixabank, que agrupa el negocio bancario de la Caixa, ha sido una de las entidades más activas en movimientos corporativos en el sector financiero español tras la compra de Caixa Girona en 2010 y la compra en 2011 de Bankpyme y de Banca Cívica y de Banco de Valencia en 2012, ésta última todavía sin estar completamente integrada.

En 2012, Caixabank sufrió una caída del 78 por ciento en su beneficio neto debido a unas elevadas provisiones para sanear su cartera inmobiliaria.

REDUCCIÓN DE BALANCES EN EL SECTOR

Precisamente el elevado volumen de activos tóxicos del ladrillo llevó en junio de 2012 al Gobierno a solicitar un crédito para la banca española por hasta 100.000 millones de euros, de los que hasta ha solicitado en torno a unos 40.000 millones de euros.

El grueso de las ayudas las acaparó Bankia, receptora de 18.000 millones de euros en ayudas públicas, con la con la condición de reducir su balance en torno a un 60 por ciento entre 2010 y 2017, igual que el resto de nacionalizadas.

En el grupo de las nacionalizadas figuraban Catalunya Banc, Nova Galicia Banco y Banco de Valencia.

Por su parte, las entidades del grupo 2, entidades con necesidades de capital y que no eran capaces de salvarlas por sí solas, entre las que figuraban BMN, Liberbank, Caja 3 y CEISS, tienen que reducir sus balances entre 2010 y 2017 entre un 25 y un 40 por ciento. (Inforamción Jesús Aguado; información adicional de Sarah White; editado por Andrés González)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below