El Congreso no permite que Cataluña convoque su referéndum

martes 9 de octubre de 2012 20:56 CEST
 

MADRID, 9 oct (Reuters) - El pleno del Congreso rechazó el martes transferir a Cataluña la competencia para convocar referéndum sin autorización estatal, tal y como pidió Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en una iniciativa que no obtuvo suficiente respaldo en la Cámara Baja.

El hemiciclo se pronunció por primera vez sobre el tema desde que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, planteara a finales de septiembre la convocatoria de un referéndum sobre la independencia de Cataluña en la próxima legislatura.

En su presentación, el portavoz de ERC, Alfred Bosch, destacó que rechazar esta iniciativa supone prohibir el voto no sólo a los nacionalistas, sino también a los ciudadanos de Cataluña que votarían en contra de la independencia.

"Nadie puede derrotar a un pueblo que cree en la libertad y en la democracia. Nosotros queremos votar y votaremos, porque la democracia siempre gana", dijo Bosch en su comparecencia. "No renunciaremos a la vía bilateral, dialogante, pacífica, democrática, participativa y abriremos todas las puertas. Si a caso, que sean ustedes los que las vayan cerrando una a una".

Las formaciones nacionalistas de la cámara dieron su apoyo a los republicanos catalanes, contra la mayoría absoluta del PP, a la que se unieron los diputados del PSOE y UPyD.

Desde CiU, partido que lidera el presidente Mas, el diputado Jordi Xuclà recordó que en las próximas elecciones autonómicas que se celebrarán el 25 de noviembre tres partidos llevarán en su programa el derecho a que Cataluña decida libremente su futuro como nación.

"No hay nada que pueda parar a la democracia, no hay nada que pueda parar a la voluntad del pueblo, la manifestación del pueblo de Cataluña a través de una manifestación tan democrática como son las elecciones", advirtió.

Por su parte, el también catalán Joan Coscubiela, portavoz de ICV, defendió la reforma de la Constitución para permitir que las comunidades autónomas puedan convocar este tipo de consultas populares libremente.

"Abrir la puerta a que la ciudadanía opine y decida nunca puede ser negativo desde una perspectiva democrática, y eso es lo único que se está planteando, no el resultado final, sino el proceso democrático y el derecho a decidir", matizó Coscubiela.   Continuación...