5 de octubre de 2012 / 20:43 / en 5 años

ACTUALIZA 1-Detienen a la disidente cubana Yoani Sánchez

(Añade traslado a La Habana, reacción Departamento Estado EEUU)

LA HABANA, 5 oct (Reuters) - La bloguera opositora cubana Yoani Sánchez y otros disidentes fueron detenidos cuando se dirigían a la ciudad donde se juzga al dirigente de Nuevas Generaciones del PP en Madrid, implicado en el accidente en el que murió el prominente opositor Oswaldo Payá, según denunciaron el viernes grupos de derechos humanos.

Amnistía Internacional y la Comisión Cubana de Derechos Humanos dijeron que Sánchez fue arrestada junto con su esposo Reinaldo Escobar y una tercera persona que los acompañaba en la ciudad suroriental cubana de Bayamo el jueves por la tarde.

“Sánchez tenía previsto cubrir esta mañana la apertura del juicio al político español Angel Francisco Carromero Barrios para el periódico español El País”, dijo Amnistía en un comunicado en el que condenó la detención de la mujer, de 37 años, conocida por las críticas al Gobierno comunista cubano que publica en su blog Generación Y.

Blogueros oficialistas, que informaron desde el jueves la detención de Sánchez, dijeron que tanto la opositora como sus acompañantes están volviendo a La Habana. El teléfono móvil de Sánchez se mantiene fuera de servicio.

“El periodista García Ginarte confirmó hace unos minutos en su cuenta de Twitter que Yoani Sánchez y su esposo son trasladados a La Habana en un coche de las autoridades, en tanto, el vehículo con el que viajaron a Bayamo está volviendo en un remolque, por las pésimas condiciones técnicas en que se encuentra”, dijo el blog oficial www.yohandry.com.

Carromero, de 26 años y cuyo caso tiene una gran carga política, está acusado de “homicidio” por el accidente de tránsito del 22 de julio pasado que costó la vida a Payá, de 60 años y fundador del Movimiento Cristiano Liberación, y al joven disidente cubano Harold Cepero, de 31 años.

Carromero, que podría enfrentarse a una condena de entre 1 y 10 años de cárcel, comenzó a ser juzgado temprano el viernes en Bayamo, provincia de Granma, a unos 668 kilómetros al sureste de La Habana y su caso ha despertado mucho interés internacional.

Amnistía agregó que recibió información de la detención de otro pequeño grupo de activistas locales de Bayamo “en un aparente intento por prevenir cualquier actividad disidente durante el juicio” y exigió que sean revelados todos los detalles de cada uno de los afectados.

El blog www.yohandry.com, de Yohandry Fontana, había publicado más temprano sobre la detención de Sánchez en Bayamo y denunció que viajó a Bayamo “para intentar una provocación y show mediático que perjudicara el buen desarrollo del juicio”.

Fontana, que a menudo ofrece información oficial que no suele aparecer en medios locales, había dicho el viernes que Sánchez “sigue detenida”, pero no ofreció más detalles.

Las autoridades cubanas no han informado sobre el arresto.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Mark Toner, dijo a periodistas que estaban “profundamente preocupados por el uso repetido que hace el Gobierno cubano de las detenciones arbitrarias para silenciar a los críticos”.

Toner acusó al Gobierno de la isla, con quien Washington mantiene una confrontación política desde hace medio siglo, de seguir “limitando las libertades fundamentales, incluyendo la libertad de expresión”.

Elizardo Sánchez, portavoz de la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de los Derechos Humanos, dijo a Reuters que “lo más probable es que al cabo de unas horas los detenidos sean liberados, según la línea que ha seguido el Gobierno en los últimos tiempos”.

La bloguera opositora narró desde su cuenta de Twitter la trayectoria por carretera hacia Bayamo para asistir al juicio, hasta que fue detenida en la tarde del jueves.

CARROMERO, APENADO POR EL ACCIDENTE

El juicio a Carromero comenzó a primera hora del viernes y fuentes judiciales dijeron que al terminar la vista oral el tribunal tiene 6 días laborables para dictar sentencia, que podrían prorrogarse si fuera solicitado.

El político español mantuvo su declaración de que perdió el control del vehículo en un tramo de una vía en reparación y chocó contra un árbol. También dijo que conducía a unos 80 o 90 kilómetros por hora, negando la versión oficial que alega exceso de velocidad entre las causas del fatal accidente.

“En primer lugar, mi profundo sentimiento de pena por el desafortunado accidente que tuvo lugar”, expresó a la audiencia, en la pequeña sala donde se realiza el juicio. “He perdido muchas cosas en estos dos meses, los acompaño, lo siento”.

“Percibí algún tipo de señal. No ví que había señal que dijera reducir el límite de velocidad”, afirmó en la audiencia, a la que llegó custodiado por personal de seguridad pero sin esposas y vistiendo un pantalón beige y una camisa blanca.

Ante las preguntas de su abogada, enfatizó que “no iba de verdad con exceso de velocidad”.

Al accidente sobrevivió también Jens Aron Modig, de 27 años y líder de la Liga Demócrata Cristiana de Suecia.

Las autoridades cubanas permitieron a Modig regresar a su país días después del accidente tras declarar a periodistas que estaba en Cuba por motivos políticos, y disculparse públicamente por entregar unos 4.000 euros a los disidentes y participar en actividades “ilícitas”.

No obstante, tanto Carromero como Modig desmintieron las versiones de la familia de Payá que aludían a que agentes del Gobierno impactaron contra el coche sacándolo de la carretera y provocando el siniestro.

Payá había sido uno de los más importantes disidentes de Cuba desde la década de los 80, cuando fundó el Movimiento Cristiano Liberación, desde donde impulsó la firma de decenas de miles de personas en apoyo a su proyecto Varela, una iniciativa que buscaba reformas moderadas en el Estado unipartidista de Cuba.

El Gobierno español no ha realizado comentarios, pero fuentes diplomáticas dijeron que ha buscado negociar en silencio un acuerdo que permita solucionar el caso y conseguir el retorno de Carromero a Madrid.

“Somos optimistas, pero vamos a ver que pasa”, dijo Tomás Rodríguez Pantoja, cónsul general de España en Cuba, a periodistas a la entrada del tribunal. (Información de Rosa Tania Valdés y Nelson Acosta; Edición de la Mesa de Santiago de Chile y Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below