Las críticas a los presupuestos marcan la cumbre regional

martes 2 de octubre de 2012 10:20 CEST
 

MADRID, 2 oct (Reuters) - La quinta cumbre de presidentes autonómicos arrancó el martes en el Senado precedida por las críticas a los presupuestos para 2013, al sistema de financiación autonómico y los problemas de liquidez, además de por la deriva soberanista de Cataluña. Los líderes regionales van a presentar previsiblemente una lista de reclamaciones al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, en un momento en el que el Gobierno del Partido Popular está intentando enviar un mensaje de unidad de las administraciones españolas para reducir el déficit y salir de la crisis.

Los líderes autonómicos comenzaron a llegar al Senado a primera hora de la mañana, y poco después de las 8:30 a.m. el rey Juan Carlos y el príncipe Felipe hicieron su entrada en la Cámara Alta para proceder al saludo previo al inicio de la reunión.

La conferencia de presidentes es el órgano de máximo nivel político de cooperación entre el Estado y las comunidades autónomas y hasta ahora se ha reunido en cuatro ocasiones desde 2004, remontándose la última cita a diciembre de 2009, aunque ninguna en una situación tan delicada como la actual.

Lejos de tratar de rebajar los ánimos, varios presidentes regionales del Partido Popular se salieron este fin de semana de la línea oficial de su partido y criticaron las cuentas del Estado para el próximo año.

El presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, dijo que había trasladado personalmente su disgusto al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por considerar que los ciudadanos de las islas no se merecían unos presupuestos que calificó de "absolutamente injustos".

Por su parte, el presidente valenciano, Alberto Fabra, dijo que las cuentas para 2013, "muy austeras, serias y responsables", estaban sin embargo "mal repartidas" y abogó por evitar agravios dando más dinero a su comunidad.

Desde Aragón, la presidenta Luisa Fernanda Rudi, también del PP, dijo que "presionaría" por mejorar las inversiones asignadas a su región, sobre todo en el área de Fomento, aunque reconoció que las cuentas estaban marcadas por una "época de penuria económica".

En esta misma línea, el presidente de Galicia y candidato a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, afirmó que los presupuestos para 2013 "no le gustan a nadie, ni siquiera al que los ha hecho" pero añadió que eran unas cuentas "responsables y realistas" de acuerdo con la situación de España.

"Esperemos que hablemos de crecimiento, no sólo de austeridad", dijo por su parte el lehendakari Patxi López la noche anterior a la reunión.   Continuación...