Analistas ven mensaje de confianza de Rehn en economía española

lunes 1 de octubre de 2012 19:01 CEST
 

Por Manuel María Ruiz

MADRID, 1 oct (Reuters) - El comisario europeo de asuntos económicos y monetarios, Olli Rehn, no dudó el lunes en apelar a la ortodoxia de los manuales tratando de insuflar confianza en la economía española afirmando que el Gobierno tiene al alcance cumplir con sus metas fiscales.

Después de que el Ejecutivo español presentara la semana pasada los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013, una buena parte de la opinión dominante entre economistas es que las cuentas para este y el próximo ejercicio año parten de escenarios macroeconómicos optimistas que sobreestiman la previsión de los ingresos públicos en un entorno recesivo.

"Que diga Olli Rehn que confía en las cuentas públicas es una fórmula que se ha hecho tradicional de cara al público en el sentido de que 'vamos a dar toda la confianza, pero en el ámbito privado nos peleamos'", dijo Santiago Sánchez Guíu, coordinador de Economía del Instituto Flores de Lemus de la Universidad Carlos III de Madrid.

"Creo que es mayor el riesgo de que el PIB crezca menos en 2013 de lo previsto por el Gobierno (-0,5 por ciento) que la posibilidad de que España pague menos por intereses", agregó Sánchez Guíu, que considera que si España pide el rescate pagaría menos por financiar su deuda de lo que recoge los PGE.

De manera más amplia, Rehn precisó que la Comisión Europea se pronunciará el 7 de noviembre sobre los presupuestos del año próximo.

El Gobierno sostiene que pese a la desviación que han presentado las cuentas públicas de este año hasta el mes de agosto, situando el saldo negativo del Estado por encima de la meta prevista para todo el año, España cumplirá con el objetivo del 6,3 por ciento al esperar una mejor evolución fiscal en el segundo semestre del año.

Pero más allá del pronunciamiento de Bruselas sobre las cuentas públicas españolas, analistas creen que los PGE ofrecen por ahora un escenario suficiente desde la óptica de la credibilidad de los mercados, sobre todo por ir acompañados de un amplio plan de reformas estructurales.

Además, analistas sostienen que si el futuro reclama nuevas medidas, el Gobierno las adoptará sin pestañear.   Continuación...