Bolsa española cierra al alza, Popular cae por ampliación

lunes 1 de octubre de 2012 18:08 CEST
 

MADRID, 1 oct (Reuters) - El Ibex-35 de la bolsa española cerró la sesión del lunes con alza de casi un uno por ciento a pesar de que Banco Popular y otras entidades bancarias de mediana capitalización cerraron en rojo tras los resultados de las pruebas de estrés del pasado viernes.

En un mercado prudente y selectivo tras despejar el país dos de las últimas incógnitas antes de evaluar una posible petición de ayuda para la deuda, el diferencial entre el bono español a diez años y su homólogo alemán se relajaba 10 puntos básicos sobre el viernes hasta los 443 puntos básicos.

Tras una reunión con el presidente del Gobierno español y su ministro de Economía, el comisario europeo de Economía, Olli Rehn, apoyó el plan de reformas del país, pero advirtió de que todavía hay que profundizar en las mismas y dejó claro que las autoridades europeas están preparadas para actuar si España pide un rescate.

El mercado hizo una interpretación generalmente positiva de las pruebas de resistencia bancarias publicadas el viernes tras el cierre- pese a que Moody's consideró la cifra insuficiente - aunque también afectó negativamente a entidades peor posicionadas.

Banco Popular, a quien la auditoría de Oliver Wyman identificó con un déficit de capital en un escenario estresado de 3.223 millones de euros, se dejó algo más de un seis por ciento tras anunciar que planea una gran ampliación de capital.

A fin de esquivar la ayuda pública y sus condicionantes, la entidad dijo que va a realizar a mediados de noviembre una ampliación de capital con un descuento que podría alcanzar el 50 por ciento, según indicó el director financiero de la firma, para captar hasta 2.500 millones de euros.

La nacionalizada Bankia que, como era previsible, capta la mayor parte del capital necesario, terminó la sesión con un descenso de casi un 0,8 por ciento mientras que los medianos Banesto y Bankinter, cerraron la jornada con caídas del 3 y dos por ciento, respectivamente.

Por el contrario, Santander y BBVA, que en el ejercicio de estrés mostraron una enorme fortaleza a escenarios de crisis, terminaron con alzas del uno por ciento mientras que Caixabank, que se alzó como la tercera entidad del país por solvencia con un superávit de capital de casi 6.000 millones de euros en un escenario estresado, capitalizó la noticia con un alza del 3,1 por ciento.

Al margen de los bancos, Repsol fue una de las pocas excepciones bajistas del día, con un descenso del 0,8 por ciento. La revista Capital publicó el lunes una entrevista con el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, en la que el ejecutivo se mostró dispuesto a escuchar ofertas por su participación del 10 por ciento en la petrolera si las hubiera, aunque dijo que su vocación era de permanencia en el accionariado. Las acciones de Sacyr subieron más de un tres por ciento.   Continuación...