Endesa, condenada a pagar 37 millones por un fuego en Barcelona

jueves 6 de septiembre de 2012 17:12 CEST
 

MADRID, 6 sep (Reuters) - La compañía eléctrica española Endesa ha sido condenada por una juez de Barcelona a pagar una indemnización de 37 millones de euros por un incendio forestal en Barcelona hace 18 años que causó la muerte de cuatro personas y arrasó casi 20.000 hectáreas.

La sentencia, contra la que cabe recurso, atiende parcialmente la demanda de un grupo de más de 100 afectados y señala que fueron las chispas y el material incandescente del tendido eléctrico propiedad de la empresa Fecsa - ahora en el grupo Endesa - caídos sobre un campo de rastrojos los que causaron el incendio en el municipio de Montmajor, en la provincia de Barcelona, el 4 de julio de 1994.

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 11 señala en el auto, al que Reuters tuvo acceso el jueves, que no consta que la empresa "hubiera adoptado todas las precauciones necesarias, vistos los lugares por donde se extendía el tendido eléctrico, con mayor peligrosidad en temporada estival por las temperaturas normalmente reinantes".

"Una empresa que por su especialidad en la materia no podía desconocer el riesgo que el ejercicio de su actividad conlleva de la que además se lucra", agregó la misma, por lo que afirma que debe responder por "su inexcusable negligencia".

Endesa no confirmó si va a apelar la sentencia.

"No hacemos comentarios sobre las decisiones judiciales", declaró un portavoz de la empresa. "Tomaremos las medidas que consideremos oportunas".

Un empleado de Fecsa y responsable del mantenimiento de la línea eléctrica fue juzgado y absuelto definitivamente en 2007 como presunto responsable de un delito de imprudencia temeraria con resultado de muerte e incendio forestal.

Esta sentencia se conoce en un verano especialmente virulento en cuanto a incendios forestales en España, puesto que las llamas han arrasado más de 135.000 hectáreas - más del doble del año pasado- y han causado unos 10 muertos.

La mayoría de los incendios más importantes han sido iniciados por la mano del hombre, ya sea intencionados o por imprudencias. (Información de Teresa Larraz Mora; Edición de Cristina Fuentes-Cantillana)