5 de septiembre de 2012 / 15:52 / hace 5 años

ACTUALIZA 1-BCE renunciaría a ser acreedor preferente -fuentes

4 MIN. DE LECTURA

(Añade detalles, cambia titular)

FRÁNCFORT, 5 sep (Reuters) - El Banco Central Europeo está listo para renunciar a su estatus preferente en los bonos soberanos que compre bajo un nuevo programa que podría acordarse en la reunión del jueves de su consejo de gobierno, dijeron fuentes del banco central a Reuters.

El BCE dijo en agosto que volvería a comprar bonos soberanos de España e Italia para eliminar la presión sobre los costes de financiación de esos países, pero solo si primero solicitaban ayuda del fondo de rescate de la eurozona y acordaban estrictas condiciones.

Los detalles sobre este plan podrían ser revelados por el presidente del BCE, Mario Draghi, en una rueda de prensa posterior a la reunión del consejo del banco central este jueves.

"Hay un problema en que los bancos centrales insistan en su estatus de acreedor preferente, porque cuanto más intervenga el sector público en el mercado de bonos, menor será el interés que tengan los inversores privados", dijo una de las dos fuentes del banco central.

Ambas fuentes han tenido acceso a los documentos preparatorios del encuentro.

"Esa es la razón por la que el BCE aceptará estar al mismo nivel", añadió la fuente, refiriéndose al hecho de que el BCE será tratado en las mismas condiciones que los acreedores privados en caso de impago.

La cuestión será debatida por los miembros del Consejo de Gobierno de la entidad, cuando se reúnan durante la noche del miércoles y la mañana del jueves.

Las dos fuentes también dijeron que el BCE propondría esterilizar las nuevas compras de bonos soberanos, aunque una de las fuentes añadió que esa medida era más una opción que una obligación.

Hasta ahora el BCE ha neutralizado todas sus compras de bonos para mitigar la amenaza inflaccionaria tomando depósitos bancarios que le reportan intereses todas las semanas, lo que equilibra su gasto en bonos.

Si no esterilazara esas compras de bonos, el BCE abriría la puerta a operaciones de expansión cuantativa (inyecciones de liquidez en el sistema) o compras directas de activos, una política más acomodaticia incluso que las que han puesto en marcha Estados Unidos, Reino Unido y Japón, pero que podría despertar una fuerte oposición del banco central alemán.

El Bundesbank ya ha declarado públicamente su oposición a los planes de compra de bonos, alegando que eso rompería el tabú del BCE de financiar a los países de la eurozona directamente.

En la esperada rueda de prensa que Draghi ofrecerá tras la reunión del BCE, éste no dará a los inversores ningún detalle sobre los trámites para la compra de bonos, ni objetivos de tipos de interés, ni límites, dijeron las fuentes.

El Consejo de Gobierno quería reservar un cierto espacio para maniobrar y tomar decisiones caso por caso, dijo una de las fuentes. La otra fuente dijo que el Consejo controlorá las compras muy estrechamente.

Una de las fuentes dijo que la reunión del BCE se centraría principalmente en el nuevo programa de compra de bonos, lo que significa que "no habría tiempo para debatir sobre tipos de interés", que en estos momentos se sitúan en un nivel mínimo récord del 0,75 por ciento. "Todo gira en torno al programa de bonos"

La otra fuente tampoco esperaba una bajada en los tipos de interés, aunque algunos analistas señalan que el eventual recorte en el precio del dinero se podría postergar a la próxima reunión del BCE. (Información de Ilona Wissenbach; editado por Mike Peacock; traducido por Borja González Andrés)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below