ACTUALIZA 2-Madrid y Rabat desalojan a inmigrantes de una isla del Estrecho

martes 4 de septiembre de 2012 13:09 CEST
 

(Actualiza información con comunicado de prensa)

MADRID, 4 sep (Reuters) - España y Marruecos han desalojado a más de 80 personas que habían llegado en embarcaciones hasta un islote de soberanía española en el estrecho de Gibraltar, a pocos metros de la costa marroquí, informó la delegación del Gobierno español en Melilla.

La operación conjunta concluyó "de forma ordenada" con el desalojo de madruga por parte de la Guardia Civil del islote Tierra y con la entrega a Marruecos de 73 de las personas que pretendían llegar a territorio español. España acogerá a diez personas, mujeres y niños en situación vulnerable.

"Se puede dar por finalizada la operación, ha sido desalojado todo el islote y no ha habido ningún incidente, no ha sido necesario el uso de la fuerza", dijo el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, a RNE.

Los inmigrantes subsaharianos que llegaron al islote, perteneciente al archipiélago de Alhucemas frente a la costa marroquí, pretendían llegar a España, al igual que las miles de personas que cada año intentan entrar en Europa en busca de un futuro mejor, ya sea mediante endebles embarcaciones o en intentos masivos de cruzar pasos fronterizos.

El delegado del Gobierno se refirió a la responsabilidad de las mafias que trafican con seres humanos y que pretenden abrir "nuevas vías de acceso a través de las islas y peñones de soberanía española próximas al continente africano".

"No hay duda de que las pretendidas nuevas vías de acceso de la inmigración irregular obedecen a las mayores dificultades que están encontrando las aludidas mafias para la introducción de inmigrantes en Melilla mediante los métodos hasta ahora más habituales o los asaltos coordinados a la valla que separa a Melilla de Marruecos", dijo la delegación del Gobierno en un comunicado de prensa.

El desalojo se produjo tras intensas negociaciones entre España y Marruecos que llevaron a la intervención "determinante" del rey Mohamed VI.

"Las relaciones con Marruecos son espléndidas y hay que llegar a una solución duradera para que por vías directas no se frustre el deseo de controlar una inmigración irregular", dijo el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, en un acto el lunes en Madrid. (Información de Inmaculada Sanz; Edición de Teresa Laraz)