Ares deja el departamento vasco de Interior para centrarse en el 21-O

miércoles 29 de agosto de 2012 12:50 CEST
 

BILBAO, 29 ago (Reuters) - El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, anunció el miércoles que deja el Gobierno regional para dedicarse a la coordinación de la campaña socialista para las elecciones autonómicas del 21 de octubre.

Ares, que ha visto desde la cartera que preside el fin de la violencia de ETA, deja el Ejecutivo de Patxi López porque no ve posible compatibilizar ambas responsabilidades desde "un punto de vista ético y político" ya que el Departamento de Interior es responsable de la administración electoral.

La actual consejera de Justicia y portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendida, sustituirá a Ares a partir del lunes, según una decisión adoptada por López.

"El lehendakari me ha autorizado a que les comunique que ha tomado la decisión de unificar los departamentos de Justicia, Administració Pública e Interior, y que Idoia Mendia será, por lo tanto, quien este al frente de este nuevo Departamento", dijo Ares en rueda de prensa en Bilbao.

El lehendakari convocó la semana pasada elecciones anticipadas para que sea el nuevo Gobierno salido de las urnas el encargado de preparar los presupuestos del próximo año en un contexto de profunda crisis económica.

El hasta ahora responsable de Interior vasco repasó sus tres años de gestión y destacó entre los momentos especiales aquellos en los que los jefes de la Ertzaintza le comunicaron detenciones de miembros de ETA o cuando un ertzaina a cara descubierta retiró en Arrigorriaga (Vizcaya) un cartel de exaltación de la banda armada, que en octubre pasado declaró un cese definitivo de su actividad armada.

Entre las imágenes que le causaron mayor impacto citó el asesinato del inspector Eduardo Puelles a los pocos días de acceder al cargo, y el momento más difícil fue, según recordó, el fallecimiento del joven Iñigo Cabacas tras recibir un impacto de una pelota de goma tras una celebración futbolística.

El todavía consejero de Interior hizo también referencia a algunos episodios de violencia callejera que se han registrado en los últimos días y aseguró que aunque la Ertzaintza está aún investigando, "de los datos que disponemos hasta ahora todo apunta a que se trata de actos de sabotaje o de 'kale borroka'".

El pasado lunes, varios encapuchados quemaron varios contenedores en la localidad vizcaína de Algorta y lanzaron octavillas a favor de la libertad del preso de ETA Iosu Uribetxeberria. Además, la noche pasada estalló un artefacto casero en un repetidor en Okendo (Guipuzcoa). (Información de Arantza Goyoaga; Edición de Inmaculada Sanz)