Urdangarin pide una excedencia a Telefónica y vuelve a Barcelona

martes 28 de agosto de 2012 14:37 CEST
 

MADRID, 28 ago (Reuters) - El yerno del Rey de España, Iñaki Urdangarin, ha solicitado una excedencia a Telefónica para evitar que el proceso judicial por presunta corrupción en el que está inmerso pueda perjudicar a la empresa, informó el martes en un comunicado al que tuvo acceso Reuters.

Urdangarin y su ex socio Diego Torres están imputados en un juzgado de Palma de Mallorca por recibir presuntamente hasta casi seis millones de euros de dinero público del Gobierno balear a través de la Fundación Nóos y desviarlos después de forma fraudulenta.

"Ante la posibilidad de que el procedimiento judicial abierto y en el que estoy en curso pudiera tener alguna incidencia negativa para el Grupo Telefónica y para evitar esos posibles efectos, he decidido solicitar a la compañía una excedencia temporal, la suspensión de mi contrato y de mis funciones", dijo Urdangarin en el comunicado.

El duque era presidente de Telefónica International USA y es consejero en varias filiales de Telefónica en Latinoamérica, con el objetivo de reforzar la presencia institucional de Telefónica en América del Norte y del Sur y América Central.

El duque de Palma indicó que su intención es "volver a desarrollar con la compañía nuevas actividades en el futuro".

Además, Urdangarin y su esposa, la infanta Cristina, que han estado viviendo durante tres años en Washington, van a volver a instalarse en Barcelona, agregó el comunicado.

Fuentes de Zarzuela indicaron que la Casa Real había sido informada al respecto y "respeta la decisión del duque de Palma", sin entrar en más detalles.

La imputación de Urdangarin, el primer miembro de la familia real implicado en un caso de corrupción, ha dañado la imagen que los españoles tienen de la monarquía y ha despertado un gran interés mediático.

En su declaración el pasado febrero, Urdangarin dijo que se comportó de "manera correcta y con transparencia" y exculpó a su mujer, la segunda hija de los Reyes de España. Además, negó haber participado en ningún tipo de evasión de dinero al extranjero y aseguró que obedeció a la Casa del Rey cuando le pidió que dejara el cargo en Nóos, entidad que presidió entre 2004 y 2006. (Información de Emma Pinedo; Edición de Inmaculada Sanz)