Ruiz-Mateos alega motivos de salud para no comparecer de nuevo

jueves 23 de agosto de 2012 11:52 CEST
 

MADRID, 23 ago (Reuters) - El empresario José María Ruiz-Mateos no viajó el jueves a Palma de Mallorca, donde está acusado de estafa, alegando de nuevo problemas de salud después de ser detenido la víspera y quedar en libertad tras asegurar que comparecería voluntariamente ante la juez.

El Tribunal Superior de Justicia de Palma de Mallorca había emitido una orden de arresto contra Ruiz-Mateos, de 81 años, después de que éste alegara motivos de salud para no comparecer en cuatro ocasiones por un caso en el que se le acusa de estafa por la compra-venta de dos hoteles en Mallorca.

La juez decidió luego dejarlo el miércoles en libertad por su avanzada edad y tras asegurársele que hoy viajaría a Mallorca para declarar.

"Fue puesto en libertad a las 12 y pico de la noche, esta mañana se encontraba mal (...) y están de médicos, estamos pendientes de que me den las novedades", dijo a RTVE Marcos García Montes, abogado del empresario jerezano.

"Ayer estuvo 12 horas detenido, no comió, es una persona mayor e imagino que no estará absolutamente nada bien para hacer este viaje", añadió Montes.

El empresario jerezano tiene abierta, además de la de Palma, una investigación en la Audiencia Nacional por su gestión en Nueva Rumasa.

Ruiz-Mateos se vio obligado a vender en septiembre de 2011 su holding Nueva Rumasa a una empresa especializada en reestructuraciones de sociedades en apuros asumiendo un pasivo de 1.500 millones de euros.

El holding de los Ruiz-Mateos realizó desde febrero de 2009 emisiones de pagarés que fueron objeto de advertencias por parte de la CNMV. Posteriormente la mayoría de sus sociedades entraron en un proceso de concurso voluntario de acreedores ante la incertidumbre sobre la salud financiera del grupo, que entonces había reconocido un pasivo de 1.200 millones de euros, incluidos los pagarés. El excéntrico empresario jerezano adquirió notoriedad a raíz de la expropiación de Rumasa por parte del Gobierno en 1983, cuando el grupo estaba formado por más de 700 empresas y daba trabajo a unas 60.000 personas. (Información de Inmaculada Sanz; Edición de Teresa Medrano)