22 de agosto de 2012 / 5:57 / hace 5 años

Ecuador dice estar abierto a hablar con Reino Unido sobre Assange

6 MIN. DE LECTURA

* Correa quiere que Reino Unido retire "amenaza" de entrar en la embajada

* Dice que el fundador WikiLeaks puede permanecer en embajada "indefinidamente"

Por Eduardo Garcia

QUITO, 22 ago (Reuters) - Ecuador está dispuesto a negociar sobre el destino de Julian Assange, pero exige a Reino Unido que retire la amenaza de entrar a su embajada en Londres donde el fundador de WikiLeaks ha buscado refugio, dijo el martes el presidente Rafael Correa.

Ecuador se indignó ante una amenaza velada de Reino Unido de irrumpir en la embajada para arrestar al ex pirata informático de 41 años, quien intenta evitar una extradición a Suecia, donde es buscado para interrogarle sobre acusaciones de violación y abuso sexual.

Correa ha ofrecido asilo a Assange y pidió a Reino Unido que le permita abandonar la embajada y viajar al país sudamericano. El dirigente latinoamericano dijo que Assange, quien ha permanecido en la misión diplomática desde hace nueve semanas, es bienvenido a quedarse en el edificio "indefinidamente", pero también sostuvo que está abierto a negociar.

"Pese a esa impertinencia, a esa grosera e inaceptable amenaza, seguimos abiertos al diálogo", dijo Correa a periodistas en la ciudad costera de Guayaquil.

El presidente sostuvo que espera "que Gran Bretaña se retracte del gravísimo error cometido al amenazar a Ecuador de poder violar su sede diplomática para arrestar al señor Julian Assange".

Los ministros de Asuntos Exteriores de América Latina respaldaron a Quito tras una serie de reuniones de alto nivel en Ecuador durante el fin de semana.

Correa dice que comparte los temores de Assange de que pueda ser extraditado a Estados Unidos desde Suecia, donde podría afrontar nuevos cargos. Su sitio WikiLeaks publicó miles de documentos secretos del Ejército y cables diplomáticos en 2010 que expusieron la forma en la que Washington usa su poder en todo el mundo.

Correa ha descrito la saga como una lucha entre un pequeño país y las potencias "imperialistas" Estados Unidos y Reino Unido.

Los analistas locales dicen que recurrir al ángulo "colonial" ayuda a Correa a realzar sus credenciales como opositor a Estados Unidos y podría mejorar sus índices de aprobación. También es positivo para su aliado y líder socialista de Venezuela, Hugo Chávez, el mayor crítico de Washington en la región.

Correa, economista de 49 años, se ha hecho popular entre muchos ecuatorianos con la construcción de hospitales, carreteras y escuelas, y con programas de donaciones en efectivo para los más pobres. Él está en buena posición para ganar la reelección el próximo año si se postula como está previsto.

Microondas Y máquina Para Correr

Ecuador ha dicho que podría llevar la disputa sobre Assange a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Pero quiere convencer a Londres de que debe permitir que el ciudadano australiano viaje a Ecuador o al menos darle garantías por escrito de que no será extraditado a Estados Unidos. El gobierno de Correa dice que no ha habido negociaciones desde el 15 de agosto.

Assange, cuyo pelo platino y amistades con ricos y famosos han ayudado a convertirlo en una celebridad mundial, habló desde el balcón de la embajada el domingo. Él denunció lo que calificó como una "caza de brujas" estadounidense en su contra, pero no mencionó las acusaciones vertidas en su contra por dos mujeres.

Esa omisión enfureció a muchos en Suecia, que dicen que las acusaciones de delitos sexuales formuladas por dos seguidoras de WikiLeaks en 2010 han tenido un papel secundario frente a teorías injustificadas de una conspiración encabezada por Estados Unidos para extraditar a Assange con la ayuda de sus aliados en Europa.

Correa dijo que Ecuador no tiene la intención de evitar que Assange afronte la justicia en Suecia. "Siempre se pidió que se garantice que el señor Assange no va a ser extraditado a un tercer país", dijo el mandatario.

El líder ecuatoriano también dijo que su país ha tenido que improvisar para proporcionar a Assange tantas comodidades como ha sido posible en la misión diplomática en la zona de Knightsbridge en Londres, incluyendo una cama, microondas, ducha y una máquina para correr.

Desde que asumió el cargo en 2007, Correa ha chocado a menudo con los periodistas a los que acusa de intentar socavar su Gobierno. Sus críticos en los medios de comunicación le acusan de amordazarlos y de comportarse como un autócrata.

A principios de este año ganó una demanda por difamación en contra de tres editores y un columnista de un periódico por un artículo que lo calificaba de dictador y que sostenía que había ordenado a las tropas abrir fuego contra civiles durante una protesta. Posteriormente los perdonó.

"Yo me pregunto que haría Inglaterra si un periodista con el permiso, la complicidad de su respectivo periódico acusa a la Reina de Inglaterra de genocida y de haber ordenado disparar a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles", dijo Correa al ser consultado por las acusaciones de que ha utilizado los tribunales para silenciar a sus críticos en los medios. (Información adicional de Yuri Garcia en Guayaquil; Editado por Inmaculada Sanz en Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below